Manuel Martínez: "En Medina Azahara no hemos creído en modas"

162

Manuel Martínez habla en esta entrevista de su vida, del pasado y del futuro de un grupo de rock que es toda una referencia nacional

En la presentación del libro Confesiones de un rockero andaluz el teniente de alcalde de Cultura, David Luque, señaló que algunas canciones del grupo Medina Azahara “han representado más en nuestro patrimonio que las presentaciones de Fitur”. Temas como Córdoba, todo un himno en los conciertos en su tierra natal o Paseando por la Mezquita, que fue la sintonía de un informativo andaluz de televisión, forman parte de la memoria sentimental de una ciudad que reconoce en la figura de su vocalista, Manuel Martínez, a uno de sus iconos más destacados. La discreción del músico y su vida centrada en su trabajo hace que para el público poco se sepa de él fuera del escenario. La legión de seguidores de Medina Azahara, que aplaudieron la aparición del libro sobre el grupo, deseaban algo más y ya ha llegado con esta publicación en la que se recorre su vida y se puede seguir de cerca la evolución del grupo, sus canciones, sus hitos. Confesiones de un rockero andaluz está firmado a medias entre Manuel Martínez y Carmen Molina en una edición de lujo, de las que cuesta trabajo encontrar en las librerías después de la crisis. Ambos han dado forma a recuerdos, a momentos personales que van tejiendo una trayectoria brillante que hace a Medina Azahara destacar con un lugar ganado a pulso en la historia musical de España.

Manuel Martínez, de Medina Azahara.
Manuel Martínez, de Medina Azahara. /Foto: JC

-¿Qué Manuel Martínez aparece en el libro?
-Creo que el Manuel Martínez de la realidad, del día a día, de mi niñez, de mi juventud y, sobre todo, de mi mayoría de edad. Empezamos antes de yo nacer esta biografía y termina prácticamente ayer, cuando acabamos el libro. Es un recorrido por todo lo que ha sido mi vida profesional y mi vida anónima, la que nadie ve, la que creo que nadie observa.
-El hecho de arrancar, como dice, antes de nacer, con hechos de la guerra civil ¿son fundamentales para configurar la personalidad vital y artística de Manuel Martínez.
-Bueno, sí. Entre comillas, sí, porque tuve influencias distintas a otras personas. Mi padre sufrió el asesinato de su padre. Me lo contaba a mí de una forma vivida por él y eso te deja marcado en la personalidad de un niño pequeño. Luego te vas dando cuenta de que las cosas fueron así porque fueron, porque fue una guerra de locos, una guerra en la que ganaron unos y perdieron otros o perdieron unos y ganaron otros. O sea, que podía haber ganado cualquiera y ganó Franco, en este caso. Pero bueno, tampoco me ha influenciado demasiado, pero sí que ha marcado un poco mi forma de pensar a la hora de escribir muchas canciones.
-¿Le ha costado abrirse a Carmen Molina?
-Creo que es la única persona a la que me hubiese abierto. Cuando estuvimos haciendo la biografía de Medina Azahara, un día vino y me dijo “¿Quieres que hagamos la biografía de Medina Azahara?” y yo le dije que por mí encantado, y nos pusimos a trabajar. Es una persona lista, en la que puedes confiar, y que iba a escribir lo que entre los dos quisiésemos escribir, y nunca iba a traspasar la línea de lo que no se pudiese escribir. Para mí ha sido un acierto confiarle mi vida a Carmen.
Manuel Martínez, de Medina Azahara, y Carmen Molina.
Manuel Martínez, de Medina Azahara, y Carmen Molina. /Foto: JC

-En estos momentos, el grupo Medina Azahara y usted regresan a la primera línea de la actualidad por diversos motivos: la edición de este libro, la aparición de un nuevo disco y el 40 aniversario del grupo. ¿Cómo afronta todo esto?
-Con mucha ilusión y con muchas ganas de que empiece ya la gira. Estamos todavía haciendo la gira de Paraíso Prohibido y cuando no hemos terminado aún estamos pensando en lo que va a ser la próxima gira. La verdad es que todo viene muy precipitado pero vamos a sacar tiempo para preparar un pedazo de show en el escenario, una gira grandísima que va a ser muy redonda porque no va a ser solamente en España, sino que nos va a llevar a Estados Unidos, a latinoamérica y vamos a recorrer varios países. Va a ser una gira intensa que nos va a llevar al año 41. Pero, bueno, así somos los músicos, gente de carretera, que nos tenemos que adaptar a nuestra forma de vivir. Es verdad que muchas veces tu familia se queda atrás, estás un tiempo sin verla, pero son paradojas de la vida. El que quiere llegar a muchos sitios tiene que dejar algo atrás. Lo que sí es bonito es recuperar luego lo que dejas atrás. 
-Si hay una seña de identidad en el grupo es su fidelidad a sus raíces, la de un rock andaluz que nacía como un David frente a un Goliat que al cabo del tiempo acabó venciendo y que ahora triunfa en todo el mundo. ¿Cuál es el secreto?
-Cuando comenzó el movimiento del rock andaluz nadie apostaba por él. Con el tiempo se vio que había grupos que funcionaron muy bien, que vendieron muchos discos y la gran movida pudo con ellos y muchos desaparecieron. En Medina Azahara tenemos una cosa muy clara, que es seguir trabajando, luchando contra todo lo que no estuviese con nosotros y llegar hasta donde pudiésemos llegar. Somos un grupo que no hemos creído nunca en modas, sino en nosotros mismos, haciendo siempre lo que deseábamos hacer, que es el rock andaluz, sin vivir de las cosas del pasado, sino renovándote en cada disco, dando un paso hacia adelante, intentado que ese rock andaluz no se quedase añejo, sino que fuese fructificando con los años y que fuese acorde con la gente que venía a vernos que, por suerte, es cada vez más joven, porque son los hijos de los padres que vinieron en el principio pero que contamos con ellos porque son los mejores seguidores del mundo. Van a todos nuestros conciertos, a todos los sitios donde vamos y tenemos que trabajar para ellos y hacer la música que nos gusta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here