"La alcaldesa debería saber lo que se cuece en su propia casa”


Los representantes de Córdoba Ecuestre y Carruajes Tradicionales aseguran no saber por qué se ha retirado la subvención municipal

Alcaldesa
Enrique Lovera y Juan Antonio Merlos. /Foto: BJ

La alcaldesa, Isabel Ambrosio, parece desconocer algunos asuntos bastante relevantes que suceden en el Ayuntamiento. Y el último ejemplo ha ocurrido con las declaraciones de la regidora acerca de la subvención a Córdoba Ecuestre. En concreto, la correspondiente a 2017 y a 2018. Si a Ambrosio señalaba que no tenía constancia de esta ayuda, desde el colectivo que exporta el mundo del caballo más allá de las fronteras españolas se ha corregido de forma contundente a la primera edil.
En ese sentido, el vicepresidente del colectivo, Enrique Lovera, ha sido especialmente duro con la alcaldesa, al señalar que, antes de hablar, “debería saber que hay documentación y debería informarse primero de lo que se cuece en su propia casa” y le ha recordado que se venía recibiendo esta ayuda “desde que nos constituimos en asociación”. Resaltando la labor que realiza Córdoba Ecuestre, como embajadora de la ciudad en el ámbito internacional. Y ha zanjado asegurando que “no sabemos por qué se ha interrumpido de esta manera”. Y ha añadido que “nosotros todo lo que podamos aportar es para Córdoba, no somos una asociación con ánimo de lucro, cuando hay otras que sí lo tienen y reciben subvenciones”.
Por su parte, el vicepresidente de Carruajes de Tradición, Juan Antonio Merlos, se ha posicionado en una línea similar a la manifestada por Lovera. “Apelamos a la sensibilidad del gobierno, que siempre hubo. Cabalcor siempre ha obtenido una subvención y no entendemos por qué estos dos años no y ha desaparecido. Ni se ha dado una razón específica ni un motivo”. Y ha ponderado la labor que se está realizando para exponer la cultura cordobesa y el mundo del caballo en todo el mundo. “Se están creando puestos de trabajo, de forma directa e indirecta”. Por ello ha apelado a la sensatez y al reintegro de una subvención destinada a “hacer más potente las actividades que se desarrollan en el seno de Cabalcor”.