La Noche Blanca arranca entre multitudes


La alcaldesa, Isabel Ambrosio, desea que esta cita musical con el flamenco se consolide como una marca para la ciudad de Córdoba

Autoridades en la Noche Blanca del Flamenco.
Autoridades en la Noche Blanca del Flamenco. /Foto: LVC

El inicio de la Noche Blanca del Flamenco estaba previsto a las 22:30 en la plaza de las Tendillas, donde no quedaba un hueco para escuchar la actuación de la Orquesta de Córdoba acompañada del solista Daniel Casares que daba el pistoletazo de salida a esta cita musical nocturna con la que Córdoba da la bienvenida a un verano ya inminente. Mientras tanto, aunque quedaba bastante para que se iniciaran los siguientes conciertos, los barrios donde estaban previstos presentaban una gran animación.
Si ésta es la noche del flamenco, también lo es de la hostelería local. En muchos metros a la redonda de San Agustín, San Basilio o la Judería costaba trabajo abrirse hueco en alguno de los bares que por este motivo cuentan con dispensa para un cierre más tardío. Así lo anticipaba la alcaldesa, Isabel Ambrosio, poco antes de la inauguración, cuando afirmó que la temperatura de la noche iba a permitir “callejear y estar en todas y cada una de estas plazas y de esos rincones disfrutando del flamenco y seguir consolidando una marca para la ciudad como es la Noche Blanca del Flamenco”.
Plaza de las Tendillas en la Noche Blanca del Flamenco.
Plaza de las Tendillas en la Noche Blanca del Flamenco. /Foto: JC

Y así fue. A la multitud congregada en la plaza de las Tendillas poco le importaba el ruido que llevaba de las terrazas de los establecimientos que la circundan y que contrataban con la suavidad de las piezas interpretadas por la Orquesta y por Daniel Casares, el Concierto de Aranjuez y La luna de Alejandra, una composición del propio Casares.
En las primeras horas de la Noche Blanca ya estaba atestado el patio de la Asociación de Vecinos San Basilio a la espera del gaditano David Palomar, que saltó al escenario con inusual puntualidad, y del bailaor cordobés Rafael del Pino Keko. Cuando quedaba más de una hora para la actuación de Rocío Márquez en el Patio de los Naranjos, los accesos a la Mezquita-Catedral tenían colas de quienes deseaban tener una buena ubicación en el concierto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here