José Manuel Belmonte denuncia el plagio de una obra suya


El escultor cordobés señala que hay un mexicano que se dedica a plagiar su serie de esculturas sobre los hombres pájaro

No es la primera vez que le ocurre al escultor cordobés José Manuel Belmonte ver una una suya reproducida con la firma de otra persona. En esta ocasión, Belmonte ha decidido usar su perfil de Facebook para denunciar el hecho, sobre el que afirma que “la desvergüenza, el descaro y la caradura no tiene límites a la hora de plagiar”. Para reforzar sus palabras aporta la fotografía de su obra, titulada El mar ya está en calma, realizada en 2009 en resina y con 135 centímetros de altura, y la compara con el plagio, titulado El sentido de la vida, obra de Mar Vázquez-Roy, de sólo 20 centímetros de altura. El resultado salta a la vista.

Original de Belmonte y plagio de Vázquez-Roy.
Original de Belmonte y plagio de Vázquez-Roy. /Foto. LVC

Belmonte cuenta que cuando descubrió el plagio le puso un comentario en Facebook para advertirle de la situación sin esperar que Vázquez-Roy reaccionara señalando que se sentía “dolida” por acusarla de plagio. Alegó a la libertad del arte y a las diferencias entre las dos obras para defenderse de lo evidente.
“En su incapacidad de crear, esta muchacha intenta, desde su mala factura como escultora, copiar todo lo que se le antoja”, afirma el escultor cordobés, quien añade que esta situación no es nueva, que son varios los casos que ha detectado de personas que hacen reproducciones de sus creaciones. De entre todas ellas destaca la de un mexicano que está obsesionado en copiar los hombres pájaro de Belmonte que son tan celebrados por el público como por la crítica y al que no puede denunciar para la falta de un convenio entre España y México.
Belmonte no es la primera vez que se enfrenta a una situación similar. Hace algo más de una década señaló que la escultura del Hombre-Río estaba basada en una idea que él había expuesto en diversos ámbitos sobre la posibilidad de crear una obra que flotara en el Guadalquivir.