Las obras del Templo Romano llegan con cuatro meses de retraso


El Centro de Interpretación formará parte de una tercera fase e irá ubicado en la planta baja del edificio del Ayuntamiento

Tras una espera, la Junta de Gobierno Local ha aprobado la adjudicación de la segunda fase de las obras del Templo Romano, que permitirán que el recinto sea visitable, aunque en este proyecto no se incluye el Centro de Interpretación, que irá en la planta baja del Ayuntamiento y que según ha explicado el viceportavoz socialista, Emilio Aumente, es un “proyecto interno” que afrontará el Consistorio en solitario después de que se desmembrase de la intención original de incluirlo dentro de Plan Turístico de Grandes Ciudades, financiado por la Junta de Andalucía.

Templo Romano.
Templo Romano. /Foto. JC

En agosto pasado terminó la primera fase, consistente en la limpieza en profundidad tanto de las columnas como de los sillares que componen las distintas construcciones, para lo que se destinaron 200.000 euros. En ese momento, el concejal responsable de Turismo, Pedro García, señaló que el proyecto de la segunda fase se adjudicaría en otoño. De nuevo, en diciembre pasado volvió a dar un nuevo plazo y en esta ocasión dijo que las obras comenzarían en febrero. Y así se han ido prorrogando su adjudicación hasta el día de hoy.
Esta segunda fase se ha adjudicado por 338.023 euros y tiene un plazo de ejecución de cinco meses, que comienzan a contar una vez se firme el acta de replanteo, para lo que hay el plazo de mes. La visita al Templo Romano comenzará por su parte superior y terminará en la calle Capitulares, para lo que se construirá una plataforma que pasará por encima de los restos arqueológicos.
La tercera fase consistirá en la creación de un Centro de Interpretación, en la planta baja del Ayuntamiento, tal y como estaba concebido originalmente en el proyecto elaborado durante el anterior mandato municipal. En este centro se expondrá la importancia del edificio, así como sus fases constructivas y el papel desempeñado en la Córdoba romana.