Los cambios sociales en el Golfo, a través de la fotografía


El fotógrafo Roger Grasas plasma la transformación que va de una cultura tradicional y austera a una sociedad postmoderna muy influenciada por la tecnología

En pocas décadas los países árabes de la región del Golfo han visto cómo sus paisajes urbanos y naturales mutaban debido a la influencia de fenómenos como el aumento de los ingresos generados por los recursos naturales, la globalización o el turismo de masas. Así, en un intervalo muy corto de tiempo se ha pasado del nomadismo a una sociedad ultra tecnológica, elementos que aún conviven en el tiempo configurando unos paisajes de contrastes y paradojas. En Min Turab –expresión árabe cuya traducción literal es “desde la tierra”- Roger Grasas documenta meticulosamente esta transformación que va de una cultura tradicional y austera a una sociedad postmoderna muy influenciada por la tecnología y la sociedad de consumo en una muestra, titulada Min Turab, que se puede visitar en Casa Árabe.

Fotografía de Roger Grasas.
Fotografía de Roger Grasas. /Foto: LVC

Partiendo de la idea del viaje como forma de arte, sus fotografías son el reflejo de la dualidad naturaleza-tecnología, donde lo antiguo y lo nuevo se encuentran y se diluyen. Esta tensión se reproduce tanto en los vastos paisajes del desierto como en las imágenes de ciudades, donde pasado y futuro se comprimen a su vez en el presente. Paisajes de Arabia Saudí, Omán, Bahréin, Kuwait, Emiratos Árabes o Qatar se mimetizan en un binomio natural-irreal que conforma esta serie de paisajes contemporáneos.

Desde  hace algunos años, ciertos puntos del planeta se disputan de forma obscen a los mayores niveles de extravagancia, espectacularidad y despropósito medioambiental fomentado a golpe de petrodólar. La visión que propone Roger Grasas respecto a estos nuevos centros urbanos en su  desarrollo desaforado, tienen que ver con un posicionamiento ligeramente distinto: el de las afueras, el borde, la periferia o el callejón.
Todas y cada una de las imágenes de esta exposición, en mayor o menor medida, señalan y son el  reflejo de un punto de no retorno, de una alteración que no solo  aniquila ciertas vistas desde una perspectiva paisajística sino, y mucho más importante, determinados modos de vida. La selección de fotografías que podrá verse en Casa Árabe ha sido comisariada por Roser Cambray. Puede visitarse del 18 de enero al 13 de abril. De lunes a viernes, de 10 a 14 y de 16:30 a 20 horas. Fines de semana y festivos cerrado.