El mosaico de las cuatro estaciones vuelve a casa

112

La pieza fue hallada en el siglo XIX en la antigua iglesia de Santo Domingo de Silos, actual Archivo Histórico Provincial

El conocido como mosaico de las cuatro estaciones, uno de los más importantes hallado en Córdoba, ha vuelto a su casa, al lugar en que apareció en el siglo XIX, que no es otra que el actual Archivo Histórico Provincial. Allí se expone de manera temporal, hasta el 15 de marzo, y de forma excepcional para celebrar el 150 aniversario de la creación del Museo Arqueológico de Córdoba.

Mosaico de las cuatro estaciones.
Mosaico de las cuatro estaciones. /Foto. JC

En esta muestra, que se puede visitar de lunes a viernes, de 10:00 a 13:30 horas, no sólo se contempla el mosaico en la antigua capilla de los escribanos, sino que en unos paneles se explica la historia del mismo, así como en unas vitrinas se muestra documentación relativa al hallazgo y a su compra por el Estado para formar parte del Museo. Como ha explicado el conservador del mismo, José Escudero, los primeros datos del mismo se remontan a 1873, cuando Teodomiro Ramírez de Arellano publica su aparición en los Paseos por Córdoba. Poco después lo incluye Amador de los Ríos en su tomo VIII de sus Estudios monumentales y arqueológicos.
Este mosaico fue encontrado en lo que fue la parroquia de Santo Domingo de Silos, en la plaza de la Compañía. Tras la desamortización pasó a ser sede de las tertulias patrióticas y luego taberna, con su correspondiente bodega aneja hasta llegar a albergar en la actualidad el Archivo Histórico Provincial. El titular de la misma, Joaquín Boza Torregrosa, negocia con el Estado la venta del mismo, aunque la operación no se cerraría hasta el año 1945 en la cantidad de 5.000 pesetas. En una de las vitrinas se encuentra el documento de que la transacción no se hizo hasta diciembre de 1963, momento en que el mosaico pasó a exponerse en el Museo, donde ha podido se contemplado hasta 2010, en que se desmontó a la espera de las ansiadas obras de reforma de la Casa de Jerónimo Páez. Escudero ha explicado el valor del mismo, datado en la segunda mitad del siglo IV, en que “mosaicos de las cuatro estaciones hay muchos, pero muy pocos con figuras de cuerpo entero y eso es lo que lo hace excepcional y único entre los mosaicos de la península ibérica”.
El delegado territorial de Cultura, Turismo y Deportes, Francisco Alcalde, ha subrayado la importancia de esta exposición al entender que “la colaboración con el Archivo Histórico Provincial es esencial en el planteamiento meteorológico de la exposición, pues ésta se define, en primer lugar, como una colaboración interinstitucional, que tiene como objetivo mostrar nuestro patrimonio histórico en común, superando esa tendencia a hacer de nuestras instituciones culturales estancos cerrados y un tanto impermeables a los cambios que, por definición, son siempre enriquecedores”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here