'La saeta', un cuadro con proyección


Una mesa redonda, en el mes en que se celebra el nacimiento de Romero de Torres, analiza el lienzo desde distintas perspectivas

El mismo día en que se cumplía el 143 aniversario del nacimiento de Julio Romero de Torres, el salón de los Tapices del Palacio de Viana acogía una tertulia en la que se abordó desde distintas facetas uno de sus lienzos más destacados, La saeta, del que ahora se cumple el centenario y que es uno de los más apreciados por los cordobeses desde el mismo momento en que lo pintó.

Participantes en la mesa redonda sobre
Participantes en la mesa redonda sobre ‘La saeta’. Foto: LVC

Esta mesa redonda, enmarcada en el programa elaborado para este año por la empresa Érase una vez Córdoba para celebrar esta conmemoración ha contado con la presencia de la directora de los Museos Municipales, Mercedes Valverde, la mayor experta en la obra de Romero de Torres, quien explicó las circunstancias que hicieron posible la adquisición del lienzo por Cajasur en 1990, así como otras consideraciones sobre la obra de este autor.
El director del Palacio de Viana, Leopoldo Izquierdo, abordó, por su parte, la exposición actual del lienzo, junto a los cuadros más importantes propiedad de Cajasur, ocupando un lugar principal en una sala que comparte junto con Amor místico, amor profano y dos retratos más. Señaló que La saeta, tanto por temática como por composición, encaja sin desentonar junto a obras de pintores de los siglos XVII y XVIII como Antonio del Castillo, Juan de Valdés Leal, Acisclo Antonio Palomino o Lucas Jordán.
La pintora María José Ruiz analizó algunas cuestiones técnicas de La saeta, como la composición o la perspectiva, sin olvidar los efectos cromáticos o la maestría con el pincel para conseguir un resultado que sigue plenamente vigente.
Por ultimo, el periodista Jesús Cabrera contó el impacto que causó el cuadro entre los cordobeses desde que se expuso en su estudio de la plaza del Potro en 1918, lo que hizo que una suscripción popular se encargase de colocar una réplica del mismo, en azulejos, en la plaza de Capuchinos.
El acto fue conducido por el gerente de Érase una vez Córdoba, Teo Fernández, quien además explicó la programación prevista para este mes e invitó a los asistentes a participar en la misma.