Los 'Placeres Compartidos' con más de 200 amigos


Carlos Villarrubia. Placeres
Carlos Villarrubia. /Foto. LVC

Carlos Villarrubia es un periodista y escritor que ha tenido el atrevimiento de reunir en un libro, titulado Placeres Compartidos (Ediciones Dédalo), alrededor de 200 semblanzas de otras tantas personas que él ha conocido. Entre ellas hay, lógicamente, amigos, pero también personajes del mundo de la cultura, como escritores o pintores, periodistas, actores. La ciudad de Córdoba está también presente en esta publicación que se presenta este jueves, en la Librería Luque, a las 20:00.
Villarrubia es un escritor que domina todas las facetas de la escritura. De la narrativa a la poesía, hasta llegar a las formas contemporáneas como la publicidad o las letras para canciones, y todas ellas están presentes, de una u otra manera en Placeres Compartidos. En las 126 páginas de esta publicación no sólo desfilan personajes sino que la obra en su conjunto es una fotografía de la vida cultural en España en las últimas décadas, con sus protagonista y con aquellas personas que, desde una segunda fila, siempre son fundamentales para que todo salga adelante. Todo esto lo presenta Villarrubia con una prosa fluida -que es la más difícil de lograr-, ingenio y mucha verdad, ya que todo lo que cuenta ha sido vivido por él en primera persona.
El denominador común que agrupa estas semblanzas tan personales recogidas en Placeres compartidos podría ser la cultura, pero es algo más, ya que si están relacionadas por el mundo de la creación en sus más diversas facetas, por encima de todo esto está la actividad de todas ellas, pues son personas activas que rechazan el paso de la vida desde una actitud pasiva y comparten el realizar cosas: de la escritura a la poesía, de la música al escenario. En las páginas de esta publicación encontramos los nombres de Umbral a Joaquín Sabina, de Antonio Gala a Silvia Marsó, de Paco Lobatón a Victoria Prego, de Antonio Buero Vallejo a Juan Pardo, de Martirio a Lucrecia, así como el de Ginés Liébana, pero no es el único cordobés.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here