El Teatro Góngora acogerá el reestreno de 'Quejío'


El Teatro Góngora acogerá, el sábado 28, el reestreno de 'Quejío', un espectáculo que "sigue vigente" después de 45 años de su estreno. El ciclo arranca este viernes con 'Marat-Sade'.

El Teatro Góngora acogerá, el sábado 28 de octubre, el reestreno de Quejío, un espectáculo que “sigue vigente” después de 45 años de la representación de su primer espectáculo. La obra, dirigida por Salvador Távora, cuenta con 24 representaciones en Andalucía y 748 en Cataluña. El director recuerda “como si fuese ayer” el día de su estreno, en 1972, en el Patio del Obispado, proyectándose inmediatamente después a nivel internacional. Távora destaca que esta obra es un “desafío de la vida” y que “hay que volver a suspirar para entender el significado del teatro y de la cultura andaluza”.

La obra
La obra ‘Quejío’ de Salvador Távora. Fotografía: C.C.

El ciclo arranca este viernes con Marat-Sade, una obra de Peter Weiss y uno de los textos más emblemáticos pertenecientes al siglo XX, en la que las canciones serán interpretadas por los 9 actores que conforman el elenco. El objetivo que persigue este ciclo es poner en valor un teatro “con identidad y personalidad propia”, señala David Luque, presidente del Instituto Muncipal de las Artes Escénicas (IMAE). Para ello, el Teatro ofrece un bono que da la oportunidad a los espectadores de poder participar en las 3 funciones de este ciclo.

Távora subraya que el teatro es “un compromiso” con “la unidad” de Andalucía, “con nuestra gente, con nuestra cultura; yendo más allá de cada acción que realice el pueblo hasta que nos haga vibrar” y, por ello, “nuestra tierra no debe olvidarse de su identidad y de todo lo que es capaz de producir artísticamente, en un momento en el que por fin la política apoya al teatro.” El director hace hincapié en que “la Andalucía de 1972 no es muy diferente a la de ahora respecto a lo que en libertad se refiere”, y que “la España de la Dictadura, que burlaba a la censura para presentarse como un espectáculo folcrónico, donde el flamenco servía para concienciar e ilusionar, no está muy alejado de la situación de desestructuración social actual”.

La obra
La obra ‘Quejío’ de Salvador Távora. Fotografía: C.C.

Lilyane Drillón, asistente de dirección, resalta que Quejío fue y es un “respaldo a Cataluña y la división entre españoles y catalanes en la actualidad”.  La francesa  asegura que la obra fue “un triunfo en 1972” en Cataluña, “un fortín de gran audiencia de catalanes y andaluces”, ya que “por aquel entonces Andalucía tenía ausencia de infraestructuras para representar con continuidad la obra, a pesar de la versatilidad de su espectáculo”.