'Dirty Dancing' emociona a sus incondicionales y engancha a la nueva generación


Dirty Dancing, la icónica entrega de baile del séptimo arte en los años 80, llena el Gran Teatro de Córdoba, erizando la piel a sus incondicionales y ‘engachando’ a una nueva generación

Dirty Dancing, la icónica entrega de baile del séptimo arte en los años 80, llena el Gran Teatro de Córdoba, erizando la piel a sus incondicionales y ‘engachando’ a una nueva generación, dispuesta a cambiar el mundo, al igual que su protagonista, Baby. Eleanor Bergstein, guionista de la pieza cinematográfica, ha adaptado cada párrafo al teatro. No obstante, ha incorporado dos escenas completamente nuevas en el musical para contextualizar la búsqueda de la libertad del pueblo, como son los discursos de Martin Luther King con los jóvenes, la canción en español El futuro ya está aquí y la retransmisión de Washington DC.

Mambo, salsa, chachachá, rumba, jazz y soul se entremezclan como principales géneros musicales de la obra. Los números musicales han contado con las voces en directo de Armando Valenzuela, Edu Llorens, Marisa Pareja y Rocío Dusmet; al contrabajo Diego García,  el trompetista Alvaro Forcén , saxofonista Jorge Albarrán  y en la batería a Miguel García.

El elenco de bailarines plasman su dedicación y esfuerzos en las coreografías de los números musicales, con grandes saltos y pasos que han logrado ser tan ‘impactantes’ como en la entrega cinematográfica. Christian Sánchez recordó las nociones básicas que aprendió de pequeño de bailes de salón para estar a la altura de Johnny. Eva Conde supo retroceder en sus comienzos en la danza para encarnar a Baby.

A lo largo de la obra, con cada coreografía, se plasma la evolución en el baile de Baby, desde Do you Love Me?, pasando por Be my Baby, cuando Baby intenta reproducir los pasos de Penny (interpretada por Fanny Corral, primera suplente de Conde) a (I’ve Had) The Time Of My Life. Y es que, del mismo modo que en la película, Johnny se abre paso entre el público para subir al escenario e impresionar a los espectadores con el gran porté que caracteriza el número final del musical.

Dirty Dancing llena el Gran Teatro de Córdoba. Fotografía: Edgard Marques
Dirty Dancing llena el Gran Teatro de Córdoba. Fotografía: Edgard Marques

Del mismo modo que en la película, Hungry Eyes es la canción que conecta a los protagonistas, desde que Johnny (Christian Sánchez en el musical) le enseña a bailar a Baby (Eva Conde), evadiéndola de todo lo que la rodea, sus miedos e inseguridades, para que solo quedasen sus emociones, a flor de piel, dejándose llevar por el ritmo de la música. Se reproduce la escena en la que él le acaricia el brazo con la yema de sus dedos y ella, excitada, ríe a carcajadas.

Momento en el que Johnny acaricia a Baby. Fotografía: Edgard Marques.
Momento en el que Johnny acaricia a Baby. Fotografía: Edgard Marques.

El musical recrea el sonido de la naturaleza, el movimiento de las hojas, el sonido de las olas del mar, las cascadas, la simulación de la lluvia y de los relámpagos, para transportar al espectador a las secuencias en las que el profesor de baile intenta ‘ganarse’ la confianza de la jovencita para favorecer la complicidad en el baile, como la prueba de equilibrio en el árbol y el momento en el lago para ensayar uno de los saltos.

Love is strange es la canción que muestra la tensión y pasión entre los protagonistas, resaltando la sexualidad femenina y las armas de seducción de la mujer en primer plano, uno de los aspectos con los que se pretendía romper en los años 80. Eva Conde se esfuerza por interpretar el mismo lenguaje no verbal que Jennifer Grey expresaba en la película. De tal manera que, los espectadores desde sus butacas perciben la atracción existente entre ambos.

La obra de teatro comprende más de 75 cambios de escenografía, siendo cerca de 22 hasta el momento del descanso. No obstante, los principales elementos escenográficos eran el hotel y la casa de los Houseman. La protagonista cuenta con 13 cambios de vestuario en 5 segundos en el primer acto, luciendo 500 vestidos en total durante el musical.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here