El abandono del patrimonio municipal


“Para qué el invento de acaparar otro patrimonio con la polémica de las inmatriculaciones cuando el del Ayuntamiento está abandonado; hay cosas que están mejor en manos de quien las quiere y no de quien las quiere poseer”. Con esta reflexión ha criticado el portavoz del PP, José María Bellido, el abandono que sufre el altar de propiedad municipal situado en la calle Candelaria, esquina a Lineros.

José María Bellido y Juan Miguel Moreno, ante el altar de la calle Lineros.
José María Bellido y Juan Miguel Moreno, ante el altar de la calle Lineros. /Foto. JC

Desconchones, desprendimientos, pérdida de faroles y otros daños acumula este elemento singular en la geografía urbana de Córdoba que desde 1801 preside este lugar. Según Bellido, después de anunciar que van a reclamar de nuevo su restauración ante la Gerencia de Urbanismo, porque “es patrimonio de todos los cordobeses, tiene valor histórico, artístico y religioso, y merece una actuación que no es muy costosa”. Su estado actual lo convierte, en su opinión, “en un ejemplo de la dejadez y el abandono de las tradiciones de la ciudad”.
Por su parte, el concejal Juan Miguel Moreno ha detallado la historia y el valor de este altar callejero, que se levantó en 1801 y que tiene unas pinturas del padre de Diego Monroy que representan a San Rafael y a los santos patronos de la ciudad, San Acisclo y Santa Victoria. “Pedimos que se tenga en cuenta el valor artístico y simbólico como ejemplo de una tradición en el que queda como casi único vestigio”. Sobre este aspecto, Moreno ha detallado que en 1841 el jefe político de Córdoba, Ángel Iznardi, quiso perseguir toda la simbología religiosa que hubiera en la vía pública y ordenó la retirada de todos estos altares, y sólo se salvó éste de la calle Lineros, cuando en centurias anteriores eran muy frecuentes tanto como elemento devociones como de iluminación de las calles al carecerse de servicio público de alumbrado. Algunos de estos altares tenían lienzos de gran valor, como la Virgen de los Plateros de Valdés Leal o el Cristo de la Zapatería, del mismo autor, que actualmente se expone en la Hispanic Society de Nueva York.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here