Una de las casas más bellas de Córdoba cumple 100 años

69

Francisco Azorín Izquierdo dejó en Córdoba entre 1913 y 1936 una colección de inmuebles con un estilo muy personal dentro de las corrientes de la época

Escondida en la plaza de la Alhóndiga, oculta a los ojos de propios y extraños, en un rincón de la misma se encuentra una casa de sólo dos alturas, pero con una singularidad en su fachada que llama sobremanera la atención. Junto a la puerta, tallada en piedra caliza está la firma del autor: “F. Azorín. 1917”. Este inmueble está de enhorabuena, ya que celebra el centenario de su construcción.

Casa del Pueblo en la plaza de la Alhóndiga. Azorín
Casa del Pueblo en la plaza de la Alhóndiga. /Foto: JC

Esta casa por diseñada en 1917 por el arquitecto Francisco Azorín Izquierdo como Casa del Pueblo para el PSOE. Lo único que se conserva de la misma es la fachada, ya que el interior se perdió tras el prolongado periodo en que el edificio estuvo en ruina. En lo que queda de la construcción original, ya que le falta el cuerpo superior, se advierte el eclecticismo del autor, y como señala el profesor Alberto Villar, “en su estado original combinaba el uso modernista del arco ultrasemicircular con el recurso historicista de la galería de arcos de medio punto sobre columnas y la decoración de azulejos, demostrando una vez más la asimilación no dramática de las dos estéticas opuestas del Modernismo y del Regionalismo”.
Azorín Izquierdo pertenecía a una familia alicantina, aunque circunstancialmente nació en tierras turolenses. Llega a Córdoba en 1913 como arquitecto de la Delegación de Hacienda y al poco inicia su actividad política en el PSOE, un partido que conocía de antiguo y en el que había trabajo amistad con Pablo Iglesias, al que haría su panteón en el cementerio de la Almudena. En 1917 se presenta a unas elecciones municipales por esta formación política lo que le vale dejar su empleo así como un traslado forzoso a Canarias que no se llegaría a hacer efectivo. Comienza a trabajar para el Ayuntamiento de Écija y para muchos particulares cordobeses. Desde este momento hasta 1936, momento en que marcha al exilio, deja buena parte de su producción en Córdoba.
En la actualidad se pueden admirar edificios de Azorín Izquierdo en la calle Cruz Conde, esquina a Manuel de Sandoval; Diario de Córdoba, esquina a Tundidores; San Álvaro; plaza de la Almagra, o Conde de Torres Cabrera, esquina a Teniente Albornoz, entre otras.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here