'Paseando con Manolete' podría repetirse en otoño

18

Según David Luque, la ruta 'Paseando con Manolete' "ha sido un gran éxito" y se han logrado cubrir todas las plazas de inscripción ofertadas

El teniente de alcalde de Cultura del Ayuntamiento de Córdoba, David Luque, ha destacado este jueves el éxito de la ruta dramatizada Paseando con Manolete que, además cubrir las plazas de inscripción gratuita ofertadas (30 por paseo), vio multiplicado interés del público el 4 de julio, fecha del centenario, cuyo pase de las 22:00 se abrió de manera extraordinaria a las 120 personas que habían solicitado su invitación para recorrer Córdoba guiados por Manolete, encarnado por el actor Emilio J. Cervelló. En este sentido, y con el éxito cosechado, la organización se plantea volver a programar los paseos con Manolete en otoño, dado el interés que ha despertado esta actividad.

Manolete
‘Paseando con Manolete’. /Foto: Curro Paniagua

Así, según ha indicado el Consistorio cordobés, el 4 de julio, día en que nació el torero Manuel Rodríguez Sánchez y fecha central en los actos organizados por la Delegación de Cultura del Ayuntamiento en el marco de las actividades celebradas por el centenario del nacimiento del torero Manolete. 100 años vivo, se confirmó que los paseos con el IV Califa del toreo tienen el favor del respetable y muestran facetas menos conocidas de su figura a públicos diversos.
Paseando con Manolete es una ruta dramatizada por la Córdoba del torero, con guión de Fernando González Viñas, en la que intervienen la cantante Carmen Abad, voz para el pasodoble de Manolete, y el actor Emilio J. Cervelló, en el papel de un Manolete que desgrana un monólogo dirigido a los asistentes. La ruta, que comienza en el chalet de Manolete, edificio singular en el habitó José Ortega Munilla, padre del filósofo José Ortega Gasset, prosigue hacia la Ronda de los Tejares, al lugar donde se encontraba la antigua plaza de toros de Córdoba; incluye la exposición Manolete dentro, en el Bulevar; la iglesia de San Miguel, en la que el torero fue bautizado; el Cristo de los Faroles; el monumento dedicado a Manolete junto a la Iglesia de Santa Marina, y concluye en la plaza de la Lagunilla. Se trata, como subraya González Viñas, de acercar a “un Manolete vivo que está contando en presente”, y que de alguna manera termina en la Lagunilla diciendo: “Os tengo que dejar porque me espera Camará, que nos vamos para Linares”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here