Ana Popovic o la magia del blues, en el Teatro de la Axerquía


Pisando con ganas y con fuerza las botas negras de Ana Popovic traen el blues a la 37 edición del Festival de la Guitarra de Córdoba, que ya llega a su ecuador

El blues no muere. Claro ejemplo de su larga vida es la cantante y guitarrista Ana Popovic que ha demostrado esta noche que este estilo musical sigue y seguirá imperturbable. Sobre las 22:00 los asistentes al concierto, considerado como uno de los “platos fuertes” de esta 37 edición del Festival de la Guitarra, accedían al recinto del Teatro de la Axerquía. Allí, aunque no muy numeroso, se acumulaba gente de todas las edades. Y es que Ana Popovic, al igual que el estilo musical que interpreta, no tiene edad. La cantante de Belgrado, Serbia, se hizo esperar y no fue hasta las 22:50 cuando apareció en el escenario acompañada de un juego de iluminación en el que predominaba el azul y el rosa.

Popovic blues
Concierto de Ana Popovic. /Foto: Eloy Moreno

Todo comenzó con normalidad. Sin embargo, a mitad de la interpretación de su primera canción Popovic tiene que parar el concierto por un problema técnico, en concreto el fallo de uno de los teclados. No fueron más de cinco minutos los que transcurrieron hasta que la cantante serbia volvía al escenario, con un público eufórico y deseoso de escuchar, tanto su voz como su maestría con la guitarra eléctrica. Ni siquiera las primeras gotas de lluvia que amenazaban con una fuerte tormenta en la noche del martes mermó los ánimos de los presentes.
Junto a Michele Papadia al teclado y los coros, Thomas D’Arbigny, al bajo; y Stephane Avellaneda, a la percusión, Ana Popovic no defraudó al público y llenó de magia al Teatro de la Axerquía. Además, se trataba de un actuación única, ya que la guitarrista serbia no volverá a actuar en este país, al menos en este año. She was a doorman, Fencewalk, Fearless, Can You stand The Heat, entre otros temas de Popovic, fueron los que sonaron anoche en este teatro al aire libre. El aire del blues será sustituido por un aire más mediterráneo, que traerán Noa y Pasión Vega.