Las claves de la puerta grande de Lea Vicens


Lea Vicens pasea sus trofeos en el Coso de los Califas. /Foto: FIT

Con el saldo de puertas grandes, la Feria de la Salud tuvo a una de sus triunfadoras en la rejoneadora francesa, Lea Vicens. Carisma y personalidad fueron las notas predominantes de dos faenas, en las que la amazona volvió a dejar patente que es uno de los valores en alza de este arte. Y ello ante dos compañeros de cartel de una consolidada trayectora, el maestro Pablo Hermoso de Mendoza y el portugués Joao Moura. Así, el coso de Los Califas ponía el broche con un festejo en el que se pudo disfrutar de tres estilos diferentes y bien definidos.

Vicens llegaba a Córdoba en un mes de mayo que ya la vio atravesar la puerta grande de la plaza de Osuna, en aquella ocasión, acompañada por Rui Fernandes y Diego Ventura. De regreso a Córdoba, la faena con el tercero de la tarde se saldó con una vuelta al ruedo, tras una insistente petición de oreja que no fue atendida por el presidente. El triunfo hubo de esperar al último toro de la tarde y de la Feria, cuando la rejoneadora de Nimes obtuvo los dos apéndices del astado de Luis Terrón y, tras la de Ponce, Vicens se convertía en la otra triunfadora de la Feria taurina de la Salud de 2017.

Las dos faenas de Vicens dejaron patente el dominio de la doma de la amazona francesa, así como de un estilo personal que se forjó desde la niñez y que alcanzó su madurez en la finca de Ángel Peralta, en La Puebla del Río: Dominio, conocimientos e innovación, que quedaron de manifiesto en dos faenas que sirvieron a la rejoneadora para abrir la puerta grande de Los Califas en el año del centenario de Manolete.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here