Así fueron los abucheos de la plaza a Morante de la Puebla


El torero no se encontró cómodo ante sus dos enemigos, en una tarde en la que los astados de Zalduendo dieron al traste con el cartel estrella de la Feria

Morante de la Puebla. toros corrida abucheos
Morante de la Puebla. /Foto: Jesús Caparrós

José Antonio Morante de la Puebla es un diestro de luces y sombras, de sublimación y desidia. Una personalidad que le ha llevado a estar considerado como uno de los escasos “toreros artistas”, que quedan en el panorama de la tauromaquia actual. Capaz de dejar auténticas perlas con capote y muleta, su concepto no le permite “sacar faena” cuando no tiene claras las maneras del astado. Sin embargo, el de la Puebla del Río se justificó en el primero, que ya perdió las manos de salida. De hecho, sacó una tanda de naturales profundos y, tras una segunda estocada certera, saludó una ovación. Los pitos fueron para el toro, mientras que los abucheos para el torero vendrían en su segundo.

En el cuarto de la tarde la plaza se iba a volver contra el diestro. Y es que, nada más entrar al caballo, el astado se lleva pun puyazo bastante largo. El mismo fue a petición del torero, aunque la bronca del respetable recayó sobre el picador. El segundo puyazo dejaría al animal para terminar la faena en ese punto. Morante no ve faena y se aprecia claramente en detalles como ese.

Pares de banderillas dejados caer; inicio de faena metido en tablas; pitos y más pitos; el respetable se indigna. Todas las intenciones se desvelaron cuando tomó la muleta. No quería torear. No tenía ganas. Todo fue una pura probatura, un pasar al toro por alto y un infame macheteo. No le dejan matar a pitos y gritos. Pinchazos. El público busca que le den avisos. Coge el descabello en los medios y siguen los abucheos. Suena el primer aviso cuando el toro cae. Los gritos se hacen más notorios aún: ¡Fuera fuera fuera!. El triste final del cuarto de la tarde culminó con los aplausos al toro en el arrastre.

1 Comentario

  1. Pues sino quería torear que no fuese ido, pero seguro que quería cobrar, valla espectáculo bochornoso dio, pagamos una entrada para casi nada, excepto roca rey , ese chaval si le echa lo que hay que echarle

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here