Oreja para Carlos Domínguez


Plaza de Toros de Córdoba, Coso de Los Califas. Un cuarto de entrada.
Erales de Zalduendo, correctamente presentados y de comportamiento noble aunque soso.
José Antonio Alcalde ‘El Rubio’ (De nazareno y oro): Media estocada, pinchazo hondo y trece descabellos. Un aviso (palmas).
Carlos Jordán (De marino y oro): Estocada (vuelta al ruedo).
Rocío Romero (De grosella y oro): Pinchazo y media caída (vuelta al ruedo).
Alejandro Adame (De blanco y plata): Media y estocada (saludos desde el tercio).
Diego San Román (De grana y oro): Dos pinchazos y estocada (saludos desde el tercio).
Carlos Domínguez (De ciruela y oro): Metisaca en los bajos (oreja).
Como se acostumbra en el Coso de Los Califas, poco público acudió a la novillada sin picadores con la que se abría el ciclo de Nuestra Señora de la Salud de 2017. Un cuarto de plaza, siendo generosos. Eso sí, la presencia de chavalería se hizo notar gracias a la iniciativa del Tendido Joven promovida por la empresa arrendataria.

José Antonio Alcalde
José Antonio Alcalde ‘El Rubio’. /Foto: Jesús Caparrós.

Abría cartel y Feria el cordobés José Antonio Alcalde El Rubio. De su labor con la muleta debe indicarse que el novillo llegó un tanto incierto, cabeceando y embistiendo cruzado. No obstante, el cordobés le aguantó en los primeros compases y a la altura de la segunda tanda consiguió llevarlo largo. Por el pitón izquierdo bajó un punto el tono. Lástima que a la hora de matar amontonara las ideas.
 
Carlos Jordán. novillada, toros, corrida,
Carlos Jordán. /Foto: Jesús Caparrós.

Tampoco logró centrarse con el capote Carlos Jordán. Inició su faena de forma prometedora ante un novillo de muy buena calidad, sobre todo por el pitón derecho. Por allí instrumentó dos series marcadas por cierta largura, temple y mano baja. Con la izquierda bajó su labor al colocarse fuera de cacho y abusar del toreo en línea. Mató de una certera estocada.
 
 
Rocío Romero. novillada coarrida toros
Rocío Romero. /Foto: Jesús Caparrós.

Rocío Romero saludó briosa con el capote. Hubo algunos lances y una media muy bien ejecutados. Con la muleta, ante un novillo que presentó cierta complejidad, se vio a una novillera mucho más cuajada y decidida que el año pasado. Sin fisuras en su composición y segura de lo que se debe hacer. Todo ello le confiere la seguridad necesaria para permitirle componer con más libertad y estética. Se nota el camino andado. La tercera serie por el derecho, desmayada, fue muy bonita en lo estético. Por el pitón izquierdo no llegó a acoplarse.
Alejandro Adame. novillada toros corrida
Alejandro Adame. /Foto: Jesús Caparrós.

Por su parte, el mejicano Adame demostró que anda delante de la cara de los toros con soltura. Tiene la profesión bien aprendida y decide con corrección los cambios de terreno y las distancias. Su faena de muleta, ante un novillo sosote, se basó en el buen hacer tanto en el toreo al natural como con la derecha. Si el resultado no llegó a más fue por la condición del animal.
 
 
Diego San Román. novillada corrida toros
Diego San Román. /Foto: Jesús Caparrós.

A Diego San Román le cupo en suerte un novillo sin fondo alguno, como casi todos sus hermanos. No obstante, el novillero demostró escasez de oficio, atropellando los terrenos y abusando del encimismo como alternativa. A todo ello se sumó el viento, por lo que el trasteo resultó sin relevancia, salvo detalles de calidad en algún remate de suerte.
 
 
Carlos Domínguez. corrida novillada toros
Carlos Domínguez. /Foto: Jesús Caparrós.

Cerró festejo Carlos Domínguez. Tiene un buen concepto del toreo. Lástima que su novillo resultase un tanto brutote en sus embestidas. Aún así, lo llevó con buena compostura sobre todo por el izquierdo. Para finalizar optó por el efectismo hincándose de rodillas para instrumentar series por ambos pitones de composición más forzada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here