Culmina la restauración de la fachada del convento de Santa Ana


La intervención se enmarca dentro de un paquete de actuaciones que las madres carmelitas descalzas realizan en pro de la conservación.

El convento de Santa Ana, en la calle Ángel de Saavedra, luce ya su fachada completamente restaurada después de varios meses tapada con andamios debido a las labores realizadas para recuperar el mejor de los aspectos. Tanto la fachada, de ladrillo rojo, como la portada, de piedra blanca, han recuperado su aspecto original y de las mismas se han eliminado los daños ocasionados por humedad y otros elementos que en los últimos años habían distorsionado su fisonomía original.

Convento de Santa Ana. (fachada)
Convento de Santa Ana. /Foto: LVC

Esta restauración se enmarca dentro de un paquete de actuaciones que las madres carmelitas descalzas realizan en pro de la conservación de este importante edificio del patrimonio monumental de la ciudad. Así, también han restaurado las cubiertas de la nave de la iglesia y han realizado intervenciones en otros puntos del convento, entre las que destaca la reconstrucción del retablo de Santa Ana Triplex, perdido en un desafortunado incendio ocurrido en 1993.
Esta comunidad carmelita fue fundada por el propio San Juan de la Cruz en 1589 y el edificio fue levantado gracias a la generosidad del marqués del Carpio. Junto a la iglesia, el claustro y otros elementos arquitectónicos, una de las joyas de este convento es el huerto que está situado en la parte trasera y que debido a la elevación de que disfruta cuenta con unas vistas panorámicas de la parte baja de la ciudad.
Casi coincidiendo con el inicio de las obras de restauración de la fachada, este convento de Santa Ana ha estado abierto a los fieles todos los días de la semana debido a la celebración del Año Jubilar Teresiano, ya que en el mismo se podían lograr indulgencias plenarias, lo que hizo que durante este tiempo pudiera ser disfrutado tanto por los cordobeses como por los turistas, ya que su horario habitual está restringido al culto de la iglesia.