Antonio del Castillo regresa por la puerta grande


La exposición de la sala Vimcorsa reúne obras provenientes de los más importantes museos y colecciones nacionales

Obras del gran pintor cordobés Antonio del Castillo que salieron de la ciudad hace décadas, incluso siglos, han regresado para la exposición que desde ayer se puede ver en la sala de Vimcorsa titulada En la senda del naturalismo. Lienzos del Museo del Prado, de la Real Academia de San Fernando, Patrimonio Nacional, Biblioteca Nacional, del Museo de Bellas Artes de Sevilla, de conventos gallegos y de colecciones de Murcia, Granada o Madrid forman parte de la exposición comisariada por Fuensanta García de la Torre y por Benito Navarrete que se podrá visitar hasta el 28 de febrero dentro del programa de actividades con el que seis instituciones cordobesas celebran el cuarto centenario del nacimiento del más importante pintor cordobés del barroco.

Exposición de Antonio del Castillo.
Exposición de Antonio del Castillo. /Foto: LVC

La falta de interés con que hasta ahora se valoraba en Córdoba la obra de Antonio del Castillo fue puesta de manifiesto en el acto inaugural por la alcaldesa, Isabel Ambrosio, quien señaló que con esta exposición “se hace justicia ante una figura capital de la pintura cordobesa y andaluza”, destacando su personalidad de “artista erudito y completo, apegado a las todas las facetas del arte”.
Para la consejera de Cultura, Rosa Aguilar, esta muestra de Vimcorsa sirve para “reivindicar la figura del pintor cordobés por excelencia y conocerlo más y mejor”. También ha reconocido la conjunción en esta iniciativa del Ayuntamiento, la Diputación, la Universidad de Córdoba, la UNED, la Fundación Cajasur y el Cabildo Catedral por participar, junto a la Junta de Andalucía, en todas las actividades programadas durante este aniversario.
Exposición de Antonio del Castillo.
Exposición de Antonio del Castillo. /Foto: LVC

La comisaría Fuensanta García de la Torre subrayó cómo la personalidad pictórica de Antonio del Castillo había sido descubierta fuera de nuestras fronteras hace más de medio siglo por las hispanistas norteamericanas Mindy Nancarrow y Priscilla E.Muller, pese a que el también cordobés Antonio Acisclo Palomino no le hizo justicia al encuadrar su pintura dentro de una escuela localista.
La muestra está estructurada en cinco secciones: Metáforas del silencio, De lo corpóreo a lo monumental: pintura versus escultura, Las adoraciones de los pastores como pretexto de lo real, Imagen sagrada y devoción, y, por último, Retóricas narrativas. En las salas de Vimcorsa se pueden admirar 44 obras que, junto a las de Del Castillo, son de Abraham Bloemaert, Lavinia Fontana, Pablo de Céspedes, Francisco de Herrera el Viejo, Andrés y José Ruiz de Sarabia, Juan Luis Zambrano o Sebastián Martínez, entre otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here