Daniel Contreras, profesor de Contabilidad y coplero


Hijo y hermano de cantaores, apostó por la enseñanza, opositó y sacó su plaza en Estepona, pero hoy participará en el XI Concurso Nacional de Copla de Córdoba

Su energía siempre ha sido contagiosa. Daniel Contreras, profesor de Contabilidad funcionario en un centro educativo de Estepona (Málaga), es una persona que derrocha algo especial, capaz de dejarte sin habla por cómo cuenta, por cómo canta. Arrollador. Tanto como para rechazar un trabajo fijo por irse un año a Bombay. Tanto como para darle el gusto a su madre de presentarse y ser seleccionado en el XI Concurso Nacional de Copla, certamen que ya ganó su hermano, Francisco Contreras, en otra edición. Y todo ello, a pesar de que él no es coplero, lo suyo es más la canción de autor. Sin embargo, cuando canta por Rocío Jurado es capaz de dejar a un auditorio sin respiración. Cinco años de solfeo y haber mamado la música desde la cuna hacen que su voz sea un instrumento con una versatilidad tal que lo mismo suena por Juanita Reina que por Luis Eduardo Aute.

Daniel Contreras, en una de sus actuaciones. (copla)
Daniel Contreras, en una de sus actuaciones. /Foto: LVC

– ¿Profesor de Contabilidad y coplero?
– Mi padre ha sido cantaor de flamenco semiprofesional y mi hermano tiene un puesto de pescado y todos los premios de copla habidos y por haber: fue apadrinado por El Fary, ha cantado en programas de televisión, ganó el III Concurso Nacional de Copla de Córdoba, es increíble. Siempre he escuchado copla en casa. Además, hice cinco años de Solfeo en el Conservatorio de Música de Córdoba, he cantado siempre en coros, chirigotas, en mi época como estudiante y animador en el colegio de Salesianos, en la orquesta Etiqueta Negra, cantando por los pueblos…
– Pero usted se dedica a la enseñanza de manera profesional.
– Claro, cuando aprobé las oposiciones de técnico en Gestión Administrativa me dan la plaza en Manilva (Málaga) y allí se acaba mi vida cultural que tenía en Córdoba y me dedico por completo a la enseñanza: preparador de oposiciones, miembro de tribunal. Además, me vuelco en distintos proyectos de excelencia educativa de mi centro de Estepona, donde ahora trabajo, y logramos ganar varios premios nacionales.
– Habiendo tenido la suerte de conocerle en los grupos de catecumenado Luz Vida de los Salesianos, me cuesta creer que se desvinculara por completo de la música.
– Y no lo hice. Me encargo de las veladas de fin de curso de mi centro, de la dirección musical de proyectos educativos. ¡Si lo he intentado hasta en los musicales! Quedé finalista en la audición para el musical de El Rey León y de Sister Act. También he producido dos espectáculos, Cleptómanos de corazones, con canciones de cantautor que estrené en una galería de arte de Estepona para un centenar de amigos y un show sobre las canciones dramáticas de las películas de Pedro Almodóvar con cinco actrices caracterizadas de Marisa Paredes, Carmen Maura, Penélope Cruz. También participo en un proyecto de la Diputación de Málaga que está rescatando canciones de copla antiguas.
picsart
– ¿Y cómo surge presentarse al Concurso Nacional de Copla?
– Hace dos años mi madre me dijo que le hacía ilusión que los dos hermanos tuviésemos un premio en el certamen y llegué a la final. Al año siguiente, repetí pero la semifinal me coincidió con la final del Concurso Nacional de Campanillas (Málaga) y aposté por el malagueño, que gané. También me quedé primero en el certamen de copla de Estepona. Todo eso en menos de dos años cantando copla.
– ¿Se siente agusto cantando copla?
– No es un estilo que me disguste. Y es que a mi lo que me gusta es aprender, hacer un bolo y aprender nuevas canciones, estilos, y cuando la copla me deje de aportar, me iré a otro estilo.
– ¿Ha resurgido un poco el género con la apuesta de la televisión pública andaluza por concursos de copla?
– Los clásicos siempre serán los clásicos pero es cierto que las nuevas generaciones de copleros han ido modernizando un poquito la instrumentación pero más que debido a los talent show, debido a la senda que siguen cantantes como Miguel Poveda, con buenos productores que se atreven a incorporar músicas como el jazz, percusión. Pero faltan autores nuevos, creo que ese es el reto de la copla actual.
img_6538
¿Se atrevería con un talent show?
– No es un formato que me guste. Son plataformas para darse a conocer pero yo no encajo. Además, yo me dedico a la enseñanza, me gusta mi trabajo, tengo ingresos estables, responsabilidades y la música me gusta pero tengo que tener los pies en el suelo. Me he esforzado mucho para llegar donde estoy y me conformo con quitarme el gusanillo participando en certámenes y cantando para mis amigos. Además, me apasiona trabajar con adolescentes, soy secretario en mi centro educativo, llevo el banco de alimentos del colegio.
– ¿No ha abandonado entonces esa máxima tan salesiana de dar gratis lo que has recibido gratis?
– Eso no se abandona nunca. Yo creo que hay que hacer algo por los demás, estés en el ámbito que estés.
– ¿Y a componer, o eso son palabras mayores?
– Tengo canciones propias que canto para mis amigos, en algo íntimo, son canciones de autor, un registro en el que me siento muy cómodo porque creo que se crea una conexión más íntima con el público.
– Entonces, ¿por qué no se dedica profesionalmente a la música?
– Digamos que porque estoy aburguesado, tengo mi solvencia económica y lo que hago lo hago porque me gusta crear. ¡Si hay veces que hasta me cuestan los proyectos! Mira, este año, por mi cumple, le regalé a mis amigos un espectáculo con canciones mías y de otros autores a la guitarra, que también toco porque aprendí de forma autodidacta.
– A lo largo de la entrevista, menciona mucho Málaga, por ser el lugar donde está afincado por trabajo. ¿Qué supone pasar a la final del certamen de su tierra?
– Un gran orgullo. Yo soy cordobés y de barrio.
– ¿Qué opina del resto de copleros seleccionados para la final de este domingo 9 de noviembre del XI Concurso Nacional de Copla de Córdoba: Cristina Serrano, Isabel María España, Dolores Vega, Rosario Ariza, María José Romero y Óscar Calderón?
– Son grandes copleros, cada uno con su estilo pero no puedo sino valorar cómo cantan todos ellos.
– ¿Llegará la copla a escucharse en las radiofórmulas, a ser música comercial?
– ¿Y qué es lo comercial? ¡Si hasta los grandes ya no venden discos! Sin embargo, creo que a lo que te refieres no Es complicado situar la canción española, un tiento, una zambra, una tonadilla al nivel del pop de Alejandro Sanz. Pero, sin embargo, grandes intérpretes actuales como Diana Navarro, Pastora Soler, Marta Quintero o Pasión Vega vienen de la copla.
– Por último, ¿qué escucha un coplero en su reproductor de música?
– De todo, desde Rocío Jurado, Pablo Alborán, bueno, en otoño no que me entristece; Silvio Rodríguez, Oasis, Coldplay, Miguel Poveda, Rozalen…
 
Sin duda, genio y figura. Daniel Contreras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here