'El Tenorio' se despide de los cordobeses

24

Este martes finaliza la obra de Don Juan Tenorio en el palacio de la Diputación de Córdoba, después de cuatro días representación, con un éxito absoluto

Este martes se ha celebrado el día de Todos los Santos y no hay mejor día para la representación de la obra Don Juan Tenorio, de Zorrilla. Por varios motivos el texto dramático del autor nacido en Valladolid se relaciona íntimamente con esta exhibición teatral, los principales son la continua mención de la muerte, las apariciones fantasmagóricas y el ambiente tenue y oscuro de gran parte de la escenografía. De esta forma, la compañía de Teatro Clásico de la ciudad, bajo la producción de la compañía Teatro Par, se ha despedido de los asistentes que en la noche del día 1 han acudido hasta el palacio de la Diputación para, por un lado, disfrutar de esta representación y, por el otro, cumplir con la tradición cultural que marca este día.

Público asistente a Don Juan Tenorio. /Foto: LVC
Público asistente a Don Juan Tenorio. /Foto: LVC

Desde luego, no ha sido poco el público que ha asistido estos días a la institución provincial, de hecho, el día del reparto de las entradas se acabó con las todas las plazas disponibles. Lo mismo ha ocurrido con las que se han repartido por la provincia de Córdoba. Así, han sido un total de 500 espectadores los que han sido testigos de la maestría teatral de los actores que han representado “Don Juan Tenorio”. A las 21:00, las puerta de la Diputación abrían para recibir a los asistentes que han ocupado las diversas sillas repartidas en el vestíbulo de entrada, en el que han tenido lugar las primeras escenas. Tras esto, los protagonistas han conducido al público por salas tan emblemáticas como la de los artesonados, así como los pasillos y la propia iglesia de la Merced. La obra ha finalizado, en el patio de la Diputación.
Un público totalmente entregado que ha aprovechado a cada momento de las escenas representadas por los actores de la compañía de Teatro Clásico, y que, a pesar del frío que hacía en algunas de las zonas, han dejado de lado sus preocupaciones diarias para disfrutar de la exhibición. Muchos de estos asistentes han afirmado que “no podría haber mejor guinda para este día de fiesta”. Otros, también han afirmado que “es el segundo año que venimos y esperamos poder venir también el año que viene”. Una oportunidad única para disfrutar de una obra en un lugar tan emblemático como es la Diputación y que, “esperemos”, que en el 2017 pueda repetirse.
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here