Moreno Calderón, nuevo académico numerario


El nuevo académico numerario hace en su discurso de ingreso un recorrido sobre la influencia de la música popular en las composiciones para piano

El catedrático de Piano Juan Miguel Moreno Calderón ingresó anoche en los miembros de número de la Real Academia de Córdoba en el transcurso de una solemne sesión celebrada en el salón de las columnas del edificio Pedro López de Alba.

José Cosano impone la medalla a Juan Miguel Moreno
José Cosano impone la medalla a Juan Miguel Moreno. /Foto: LVC

Abierta la sesión, Moreno Calderón ingresó en la sala acompañado de los dos numerarios más recientes para aceptar el nombramiento, jurarlo y serle impuesta la medalla por el director de la corporación, José Cosano. A continuación, en el atril pronunció su discurso de ingreso, titulado La tradición en la música española para piano, en el que trató de estas composiciones de los siglos XIX y XX, con especial atención a cuanto tiene que ver con el empleo de elementos populares y tradicionales en esa música culta destinada a dicho instrumento.
El nuevo académico numerario inició el recorrido en el siglo XIX, cuando surge en España una música pianística propiamente dicha y no destinada a los instrumentos de teclado anteriores al piano –en concreto, el clave-, como ocurre en las obras de Domenico Scarlatti y el Padre Soler.
Después de esbozar el lugar de la música española del XIX en el contexto europeo de la época romántica, se detuvo en la segunda mitad del siglo, pues entonces es cuando se producen varias circunstancias que propician un incipiente nacionalismo. Figuras como Francisco Asenjo Barbieri y Felipe Pedrell impulsan un movimiento nacionalista que tendrá en Albéniz, Granados y Falla a sus primeros exponentes con vocación universalista. En la obra de estos compositores abundan las referencias a datos populares, reales o imaginarios, y a una estilización de lo que se considera propio del pueblo.
También prestó atención Moreno Calderón al no siempre bien comprendido Joaquín Turina (coetáneo de Falla), músico sevillano con una amplia producción musical, en la que se plasma de forma muy original el costumbrismo y la música popular andaluza. Otros compositores exponentes de ese nacionalismo de corte regionalista que aportan al piano sugerentes composiciones son el vasco Jesús Guridi y el alicantino Óscar Esplá. Aunque, sobre todos ellos, Federico Mompou, cuya catalanidad tiene proyección universal.
Prosiguió el interviniente con la Generación musical del 27, Joaquín Rodrigo y las vanguardias que irrumpen con fuerza en España con la Generación del 51 y que completan un panorama que ilustra sobre cómo los conceptos de música popular y música culta no deben entenderse como opuestos, sino complementarios. Como conclusión, Moreno Calderón hizo un canto a la riqueza y diversidad etnomusicólogica de España y su presencia en la música dedicada al piano, con sentidos homenajes a obras de indeleble huella como las Goyescas de Granados, Iberia de Albéniz, la Fantasía bética de Falla o las Canciones y danzas de Mompou.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here