Más de 1500 personas asisten al concierto de Maestros de Capilla de la catedral


Más de 1.500 personas asistieron la pasada noche del sábado 8 de octubre a la Mezquita-Catedral para disfrutar de uno de los platos fuertes de la quincena cultural “Córdoba para ti” organizada por el Museo Diocesano. Se trataba de un monográfico de música compuesta por maestros de capilla de la Catedral de Córdoba del siglo XVIII, que ha sido rescatada del archivo catedralicio cordobés.
concierto catedralEl concierto tuvo como protagonistas al Coro Ziryab y a la Camerata Capricho Español, a los que se sumaron en la segunda parte las voces del Coro de la Catedral de Córdoba. Abrió el programa “Dixit Dominus”, una vibrante obra para doble coro y orquesta compuesto en 1799 por el maestro Jaime Balius y Vila, el más tardío de los seleccionados, bajo la dirección de Alejandro Muñoz, titular de la camerata. Seguidamente se interpretó el “Magnificat” de Gaitán y Arteaga, fechada a mediados del siglo de las Luces, una obra delicada y brillante que, como la anterior, contó con la interpretación de diversos solistas del Coro Ziryab. Albano García, director del mismo, se encargó de dirigir esta última pieza así como la segunda parte del concierto, el imponente y complejo “Miserere a siete coros”, del maestro Agustín de Contreras, compuesto en 1709. Este último lleva a sus máximas consecuencias el juego acústico de la policoralidad, es decir, situar en lugares enfrentados diversos coros con los que conseguir un efecto sonoro envolvente realmente magnífico. Todo el programa se interpretó en el propio crucero de la catedral, lugar para el que fueron escritas estas obras hace más de dos siglos, respetándose las notas manuscritas de aquellos maestros de capilla que reseñaban qué lugar debían ocupar cada uno de los músicos. El público aclamó con sus prolongados aplausos el resultado musical de los intérpretes, y María José Muñoz, directora de “Córdoba para ti”, se congratuló por la celebración de “un concierto único” que hizo que los cordobeses volvieran a escuchar partituras inauditas durante tanto tiempo.
En la labor de recuperación del incalculable patrimonio musical de Córdoba han desarrollado sus trabajos Luis Bedmar, su hijo Luis Pedro Bedmar así como Asunción Onieva, presentes en el concierto, y sin cuyas investigaciones en las últimas dos décadas no hubiera sido posible conocer la existencia de estas y otras tantas obras. El Coro Ziryab tiene como uno de sus líneas artísticas la puesta en valor de este desconocido pero importantísimo legado musical local, y en efecto ha sido la formación que desde 2001 de la mano de Leo Brouwer hasta la actualidad ha “reestrenado” estas obras para la ciudad. Fruto de ello fue el primer disco de Patrimonio Histórico Musical de Córdoba, patrocinado por el Ayuntamiento de la ciudad, que vio la luz en 2013, con la intención de grabar en breve un segundo volumen que recoja las obras escuchadas el pasado sábado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here