Estamos que ardemos

Da igual que no sea julio ni agosto, la gente y el ambiente están que arden. Yo lo estoy, tú lo estás, él lo está... muchos lo estamos. ¡Qué calor, chiquillo! Y no solo...

El día de la muerte

Cuando ellos se mueran pueden irse con sus muertos de la manera que estimen, que yo me iré con los míos también como me apetezca el día que llegue mi hora. Y cuando mi...

Con permiso, buenas tardes, vengo pa’ que me detengan

Córdoba para morir, Sevilla para resucitar. He dicho. Y ya me he puesto en contra a la mitad de la audiencia. Se están empezando a desconectar de la web los pocos que pincharon en...

Mi Esperanza, tu Esperanza

Toc, toc. Me cuelo. Voy a entrar en la sección de opinión de La Voz de Córdoba por primera vez sin pedir permiso y sin presentarme. Dejaré las formalidades para otro día porque lo...
Al enviar tu correo electrónico, aceptas nuestra política de privacidad