Cartas al Director

¿Quieres enviar una carta? Escríbenos aquí

Así no, señores. Así no

Por Manuel Herreros Jurado. Aficionado
25 agosto, 2020 - 20:27

Lo sucedido en la fase clasificatoria del ciclo de novilladas con picadores de Andalucía celebrada en la localidad onubense de Aracena, en la que intervinieron los novilleros: Javier Moreno ‘Lagartijo’, Adrian Ruiz, y Emilio Silvera, con ganado de Espartaco, ha dado como resultado la comisión de una vergonzante y escandalosa injusticia, cometida por el jurado ‘ad hoc’.
Esta dura afirmación no es producto de una opinión gratuita o subjetiva, sino de un sosegado y objetivo análisis, contrastado y avalado por la crítica especializada de diversos medios de comunicación y por las manifestaciones contrastadas de buenos aficionados que presenciaron el festejo ‘in situ’.
Y es que, señores de la Fundación del Toro de Lidia, como organizadores que sois del mencionado ciclo es obligación vuestra velar por la limpieza y transparencia de un certamen cuyo resultado sea justo y ecuánime. Me explico: a un torero no se le puede quitar en la frialdad de un despacho por un jurado más que sospechoso de parcialidad lo ganado en la plaza con valor, disposición, exposición, y acierto, y, muy importante, con el beneplácito del público y del usía. ¿Cómo explicar que el triunfador en la plaza: Javier Moreno ‘Lagartijo’, novillero cordobés, cortando tres orejas, sea menospreciado por un jurado compuesto en su totalidad por onubenses, quitándole el triunfo en beneficio de un novillero -oh, sorpresa- onubense también, que sólo cortó una oreja, mediante la asignación de unas puntuaciones que no se las creen ni ellos?
En el albero de Aracena hubo un único y destacado triunfador: Javier Moreno ‘Lagartijo’. Esto es incontestable. Prueba de ello son las tres orejas conseguidas que paseó por el anillo de la plaza de toros de Aracena, una de su primer novillo y dos de su segundo.
Ustedes, señores de la FTL, que tanto abogáis por la defensa de la tauromaquia, ni podéis, ni debéis consentir que en un certamen de cuya organización sois responsables, un jurado, parcial y caprichoso, se pase por el forro de sus pantalones una de las máximas del toreo: “El honor y la gloria se ganan en el ruedo”.
Sería muy conveniente, señores de la FTL, que arbitrarais alguna fórmula para resarcir a Javier Moreno ‘Lagartijo’ de la injusticia con él cometida. Ésta es la única manera de predicar y dar ejemplo. De lo contrario, mal vamos.

El verano tiene mandanga

Por Cayetano Peláez
23 agosto, 2020 - 21:41

Sigue el verano devorando con prisa los días, uno tras otro, para lograr cuanto antes , la fabricación de una vacuna ,- a la que le queda menos-, pero que no llega tan pronto como nosotros queremos para lograr tranquilidad frente al virus y darle el finiquito.

La gente tiene miedo, no es libre, y cree que la única solución que tenemos para doblegar al bicho ideado por Satán, y volver a lo normal de antes, es, que haya una vacuna para todos, que nos inmunice, que nos proteja. Mientras tanto no hay más remedio que tirar de mascarilla en uno de los muchísimos modelos que existen en el mercado, o fabricarla nosotros, como la única forma de poner barreras a una pandemia que resurge otra vez. Pero no vamos todos a una en la misma dirección, y cada cual, la mascarilla, la usa a su libre albedrío. Se observa un cierto libertinaje con ella y en dónde ponérsela y cuándo, o no ponérsela, y al que la autoridad debe poner fin por el bien de todos. Parece ser que no se pone una solución. La libreta de las multas no tiene hojas y la tinta de los bolis se ha evaporado por el calor. Las medidas coercitivas quitan votos, y los políticos no quieren ponerlas en práctica. El bicho se ríe de nosotros y de nuestra división y se aprovecha para procrear.

Y el mundo sigue con toda su problemática: incendios forestales, aviones que se caen, asesinatos macabros, suicidios, violaciones, políticos en vacaciones a lo grande mientras hay españoles que no tienen ni para meterse dentro de un sombrajo, grandes explosiones, queman las iglesias, elecciones fraudulentas, algunas tormentas, Teresa que corta el grifo del Trasvase por obras cuando hace más falta el agua, calor, miedo a porrillo, Un Mar Menor que se está portando bien con nosotros, mejorando, incertidumbre ante el comienzo del curso escolar, don Juan Carlos que vuelve con pruebas irrefutables que van a dejar atónitos al Presidente y al Vice, financiación irregular de algún partido aunque ellos lo niegan, Ponce enamorado a reventar sin sospechar que Paloma lo va a dejar más tieso que la mojama, escraches para los demás, y para mí, no, la Infanta que se ha herido en un pie y anada con muletas, Sánchez que se está gastando lo más grande en mosquiteras, keroseno, y placas anti visión en la piscina, por decir algo, los Reyes de vacaciones a lo pobre, y, Pablo Iglesias disfrutando de su gran piscina en Galapagar, aunque cada día, al atardecer, le den la “serenata” y le hagan un picnic en las puertas de su mansión, cosa que Marlaska no puede evitar por muchas multas que ponga y tire de todos los efectivos de la Guardia Civil.

Don Eugenio, vigoroso y valiente sacerdote

Por Antonio Porras Castro
15 agosto, 2020 - 10:27

Pablo VI dijo: “Para construir la Iglesia es preciso esforzarse, es preciso sufrir. La Iglesia debe ser un pueblo de fuertes, un pueblo de testigos animosos, un pueblo que sabe sufrir por su fe,…. en silencio, de modo gratuito y con amor”.
Don Demetrio Fernández, Obispo de la Diócesis de Córdoba, tuvo el acierto y la sabiduría necesaria para enviar a don Eugenio Bujalance Serrano a Villafranca, como primer destino después de su ordenación sacerdotal. El prelado conocía el material, la esencia, la nobleza, la entereza, la fuerza de su fe, y muchas más virtudes que determinó esa decisión. Así fue como él llegó al pueblo.
Hoy pasados cuatro años, tenemos que prepararnos, todos los que hemos estado bajo el amparo de este Pastor, para ceder su presencia a otra Parroquia, a otra localidad; que a bien seguro será más necesaria que en esta.
Creo que a Villafranca, a los villafranqueños y a la Virgen de Los Remedios nos llevarás en tu corazón, pero tu nueva Madre, la Virgen de Araceli de Lucena, espera tu llegada, tu encuentro, tu mirada, tu compañía. Tu nueva Madre te cobijará en su manto y sabrá sacar de ti toda tu tenacidad, inteligencia y coraje sacerdotal.
No estés triste, apenado ni contrariado, pues entre los miembros de los numerosos grupos que han nacido, madurado y consolidado, bajo tu tutela Parroquial, hemos establecido un pacto tácito de mantenernos aún más unidos que cuando tú nos cohesionabas. Trabajaremos y nos esforzaremos, te dedicaremos su andadura y te invitaremos al fruto que de cada uno surja.
Y queda tranquilo, que Villafranca sabrá generosamente acoger a tu sucesor don Fernando, sin comparativas ni menciones, como a ti te abrimos las puertas, como lo que un sacerdote es: un hombre revestido de todos los poderes de Dios.
San Juan Pablo II decía: “En este mundo no hay que escatimar fuerzas, porque tendremos toda la eternidad para descansar”.

La Judería está moribunda

Por Lourdes Martínez Bedmar
28 junio, 2020 - 18:54

Pasear por la Judería es una verdadera pena. Todo cerrado, hoteles, comercios, apartamentos turísticos, todo vacío como vacío también está de vecinos.

Hace unos 30 años la Judería disfrutaba de pequeños negocios que eran visitados por los cordobeses, la Taberna la Mezquita, famosa por sus boquerones, el Mesón de la Luna o la Taberna de la calle Cabezas. Pero también fue un barrio golpeado por delincuentes y prostitución.

Un barrio siempre olvidado por todas las instituciones municipales, un barrio que gracias a sus vecinos ( éramos muchos) hicimos patrullas vecinales para disuadir a los delincuentes que robaban a los pocos turistas que venían aquí.

Los vecinos manteniamos negocios y viviendas para darles esplendor al barrio.

Cuando se nombró Patrimonio de la Humanidad a la Mezquita Catedral, un gran orgullo para nuestra ciudad, éste barrio se empezó a llenar de hoteles, apartamentos turísticos, restaurantes y bares que poco a poco fueron ocupando las casas de los vecinos, la mayoría muy mayores para poder mantener sus viviendas. Y el barrio se llenó de maletas y ruedas.

Hoy, a causa de un mal mayor, es cuando de verdad se puede ver que éste barrio está moribundo. Nuestros respectivos equipos de Gobierno han abandonado a sus vecinos, solo se han preocupado de llenarlo de maletas y copas y solo ellos son los que han expulsado a los verdaderos artífices del patrimonio.

Se les ha pedido a los políticos recuperar la Judería para los vecinos los cuales conviven perfectamente con el turista, éstos no nos echan, los que nos expulsan son los políticos por no preocuparse de sus conciudadanos, son los políticos por su mala gestión de ciudad. Y ahora el resto de los barrios de la ciudad va emergiendo poco a poco con ayuda de sus vecinos pero la Juderia se muere y sus vecinos también.

¿Habrá alguien que se preocupe por solucionarlo?

1 2 3 6
Cordoba
algo de nubes
17 ° C
17 °
17 °
55 %
4.6kmh
20 %
Dom
15 °
Lun
14 °
Mar
11 °
Mié
16 °
Jue
20 °

Últimas Entradas