Reclamaciones "masivas" por la fiesta de La Rambla

48

Facua-Córdoba informa a los jóvenes afectados de cómo deben actuar para denunciar a la empresa o reclamar el importe de la entrada

El presidente de Facua-Cordoba, Francisco Martínez Claus, ha reconocido a La Voz que son “masivas” las peticiones de información para reclamar por la fiesta de Fin de Año celebrada en un hotel de La Rambla que ha afectado a jóvenes de prácticamente toda la provincia. Desde el primer momento están recibiendo tanto de forma presencial en sus dependencias, como a través del correo electrónico o de llamadas telefónicas casos de personas con las casuísticas más diversas, desde los que consiguieron llegar y comprobaron que la fiesta no se ajustaba a lo estipulado en la publicidad hasta los que se quedaron en tierra porque los autobuses anunciados no se presentaron en los lugares previstos.

Entradas para la fiesta de Fin de Año en La Rambla.
Entradas para la fiesta de Fin de Año en La Rambla. /Foto: JC

Martínez Claus ha informado de que Facua se hace cargo de tramitar las reclamaciones de sus asociados y de que a quienes no lo son se les informa de los pasos que deben dar. Así, quienes lograran presentar una hoja de reclamaciones deberán esperar diez días a la respuesta de la empresa, Eventos Color Sur SL. En caso de que la contestación no le satisfaga se pueden dirigir al Servicio de Consumo de la Junta de Andalucía o a algún organismo privado para que le tramite la denuncia o reclamación, según el caso.
Quienes no presentaron la hoja de reclamación tiene que hacerlo ahora, bien ante la propia empresa no por correo certificado con acuse de recibe a su domicilio social. Facua-Córdoba recomienda que se adjunte una fotocopia de la entrada a la fiesta, en caso de conservarse, al escrito de reclamación. En el supuesto de que no se conserve, lo que se aconseja es hacer “un relato de hechos indicando detalladamente el objeto de la reclamación”.
Las oficinas de Facua-Córdoba son desde la mañana del día 2 un punto al que acuden los afectados por la fiesta de Fin de Año en el hotel Atalaya de La Rambla, donde los asistentes denunciaron múltiples incumplimientos de lo anunciado en la publicidad, como ausencia de zonas diferenciadas para entradas normales, VIP o premium; escasez de bebidas, hielo y camareros, así como una aglomeración que podría superar el aforo permitido para el local. También se centran numerosas quejas en el uso de los aseos y en el servicio de autobuses para llegar y volver de la fiesta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here