"Las botellas volaban y la gente se servía las copas"


Herida producida por un botellazo en la fiesta de Fin de Año en La Rambla.
Herida producida por un botellazo en la fiesta de Fin de Año en La Rambla. /Foto. JC

Los afectados por la fiesta organizada por la empresa Eventos Color Sur SL en un hotel del término municipal de La Rambla coinciden en señalar el “descontrol” generado en el recinto al comprobarse que no se estaban cumpliendo las condiciones publicitadas de la fiesta de Fin de Año. Un joven llamado Fran señala que “la gente cogía las botellas de la barra y se servían ellos mismos y luego volaban por los aires”. En su caso, la fiesta acabó de forma desagradable: “Tuve la mala suerte de recibir un botellazo a las cinco de la mañana y mi noche acabó en las Urgencias del Hospital de Montilla, donde había cuatro casos de comas etílicos”.
Silvia es otra joven afectada por la fiesta organizada por Eventos Color Sur SL, que ya ha sido denunciada por Facua ante el Ayuntamiento de La Rambla y la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía y de la que la empresa propietaria del hotel ha señalado el incumplimiento del contrato de alquiler. “Me serví mi propio cacharro porque los camareros no nos hacían caso, porque había sólo dos para atender a cinco filas de personas en la barra, y cuando nos tocaba, a eso de las tres de la madrugada, nos dijeron que sólo quedaba Beefeater y ron Ritual”. Muchos, después de guardar una hora de cola, cuando llegaban a la barra pedían las cinco o seis bebidas que tenían previsto consumir en toda la noche. Pero aquí no queda la cosa, porque esta joven comenta que los incumplimientos por parte de la empresa comenzaron bastante antes, ya que la entrada “incluía bolsa de cotillón, cava, canapés dulces y salados, y actuaciones en directo” y ella no vio nada de esto.
Entradas para la fiesta de Fin de Año en La Rambla.
Entradas para la fiesta de Fin de Año en La Rambla. /Foto: JC

El ambiente dentro de la sala estaba enrarecido. Un joven comenta que “allí dentro lo que menos se fumaba era tabaco y la alarma antiincendios estuvo sonando toda la noche”.  Pero en el exterior tampoco había relajación. Los servicios estaban colapsados y los propios agentes de seguridad invitaban a los chicos a dirigirse a los jardines para dejar los aseos a las chicas.
La madre de un afectado comparte la rabia del resto de jóvenes que se quedaron sin fiesta. Su hijo y la novia tenían previsto coger el autobús en la puerta del hotel Córdoba Center, pero cuando llegó dijo el conductor que no podía subir nadie hasta que llegara un responsable de la fiesta que controlase a los pasajeros, por lo que ambos jóvenes, junto a muchos más, se quedaron en tierra, sin fiesta. “Ahora, visto lo visto, me alegro de que mi hijo no cogiera el autobús”, añade.
Una parte de los jóvenes afectados por la fiesta de Eventos Color Sur SL se ha dirigido esta mañana a la sede de Facua en Córdoba para canalizar sus denuncias. En ellos existe, además, la sospecha de que el aforo fue ampliamente superado. Entre ellos buscaban la entrada con el número más alto y en un momento aparecieron dos con los números 2.495 y 2.496 cuando la capacidad autorizada rondaba las 700 plazas. Curiosamente, estos dos jóvenes pudieron entrar a la fiesta y nadie les pidió las entradas.
 

2 Comentarios

  1. Pero que os creéis que iba a ser por 40 euros? La fiesta d vuestra vida??? Iros a una capital, que con 40euros no os felicitan ni el año nuevo, venga yaa tanto quejarse. Que se puede esperar d una empresa que se llama Eventos Color Sur jajajaj, y dice Atalaya que ellos son una empresa de prestigio, tanto no lo serán cuando hacen contratos con cualquiera.

  2. Donde están los responsables q tienen q controlar estas fiesta “A perdona está gente no trabajan estos días de 8 a 3 de lunes a viernes” después nos acordaremos del Madrid Arenas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here