Vox propone uno de los “revulsivos” que necesita el turismo cordobés

Paula Badanelli. /Foto: LVC

Que la crisis del coronavirus ha dejado tocado de manera muy grave al sector turístico es una evidencia. Y, mientras llega la recuperación -que se antoja larga-, Córdoba es una de las capitales españolas que sufren más la caída de visitantes.

A nadie escapa que la economía cordobesa tiene casi todos los “huevos en un mismo canasto”: el del turismo, por lo que el daño de esta crisis al sector servicios está siendo más que considerable.

La solución de Vox

En esa tesitura, mientras desde el Ayuntamiento se apuesta por medidas como el alumbrado navideño (que dio tan buenos resultados el pasado año, pero que para éste está por ver qué consecuencias provocará el coronavirus), Vox ha propuesto una vía alternativa.

Nos preocupa la inacción del equipo de gobierno municipal y creemos que hay que empezar a poner sobre la mesa acciones y que hay que tomar medidas”. Así de contundente se ha mostrado la portavoz de Vox en Capitulares, Paula Badanelli, que pese a apoyar iniciativas de ejecutivo local se ha convertido en un socio “exigente” para la coalición de PP y Cs.

Ante ello, la solución que propone Vox es el uso de la tarjeta turística, cuyo objetivo “consiste en ofrecer al turista la comodidad y seguridad de adquirir de manera anticipada la oferta de la ciudad, para que posteriormente tenga la libertad de utilizarla de acuerdo a sus necesidades y preferencias”.  Este producto, que según ha explicado Badanelli, “ya funciona con éxito en ciudades como Granada, Málaga, Toledo, Segovia o Valencia, utilizaría una tecnología chip que permita, dentro de un período estipulado, el libre acceso a los turistas a la oferta cultural y de ocio de más calidad y obtener descuentos en diferentes establecimientos como restaurantes, hoteles, tiendas, etc. con lo que además de beneficiar al sector puramente turístico permitiría llegara a acuerdos con comercios para ayudarles a recuperar las ventas”. 

La pelota en el tejado del Imtur

“Creemos que la tarjeta turística sería un importante revulsivo para intentar recuperar visitas”, ha vaticinado la portavoz de Vox. Y es que Badanelli cree que “ayudaría, además, a recuperar las ventas a los comercios y a recuperar la estancia media”. 

“Vox va a empezar a mantener reuniones para intentar poner esto en marcha y lo llevaremos al próximo consejo del Imtur, para que sea el Imtur el que intente poner en marcha la tarjeta turística que Córdoba necesita”, ha concluido la edil.

boletinLVCCórdobamedidasPaula Badanellitarjeta turísticaturismovox