La contracrónica del Córdoba Patrimonio – Pescados Rubén Burela

El Córdoba Patrimonio de la Humanidad iniciaba ayer su andadura por segundo año consecutivo en la Primera División, un debut tardío después de la cancelación del partido de la primera jornada contra el Betis. Un debut en el que encontraba frente así un antiguo compañero blanquiverde, Daniel Giasson volvía a pisar Vista Alegre con la camiseta naranja de Pescados Rubén Burela.

El debut como local no fue lo esperado. Por primera vez el Córdoba Patrimonio vestía, al fin, las camisetas oficiales de Givova después de jugar los partidos de pretemporada con camisetas de entrenamiento y la Copa de Andalucía con camisetas de la marca de la pasada temporada, Mostro. Apenas 400 aficionados fueron los afortunados en ver al Córdoba pero no en animar, pocas fueron las ocasiones en las que se escucharon las gargantas blanquiverdes en un pabellón que parecía casi vacío y donde se pudo ver incluso al ex técnico Miguel Ángel Martínez Maca sentado en las gradas.

Poco o nada tiene que ver el Pescados Rubén Burela con el que se enfrentó ayer el Córdoba respecto al de la pasada temporada. A pesar de todo pareciese que las dos semanas sin competir desde la Copa de Andalucía le pasasen factura al Córdoba en un partido en el que, sobre todo en defensa, nada tenía que ver el Córdoba que se enfrentó a Valdepeñas o Pozo en Vista Alegre. Muchos goles en un encuentro donde uno de los marcadores aun presentaba el mismo problema de pretemporada, fallos en su funcionamiento que impedían ver algunos números correctamente.

ContracrónicaCórdobaCórdoba FutsalCórdoba Patrimonio de la Humanidad