La Junta prevé destinar unos 800.000 euros a los baños árabes de San Pedro

La Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico calcula que el coste de todas las actuaciones que necesitan los baños árabes de San Pedro podría ascender a unos 800.000 euros para hacerlos visitables y abrirlos al público, como ha señalado su delegada territorial, Cristina Casanueva.

Cristina Casanueva y Alejandro Ibáñez. /Foto: JC

Tras la visita a los mismos este verano de la consejera Patricia del Pozo, se han destinado 20.000 euros para limpieza y mantenimiento, y en la actualidad está abierto el plazo para la licitación del proyecto de consolidación y puesta en valor, entre otras cuestiones, de estos baños árabes por 146.000 euros.

Casanueva ha destacado el compromiso del actual Gobierno andaluz con la cultura, que ha calificado como “uno de sus pilares”, y ha señalado que la culminación del proyecto previsto para este recinto, que se prevé realizar en un plazo de dos años, podría alcanzar la cantidad de 800.000 euros.

El arqueólogo Alejandro Ibáñez ha resaltado la importancia de estos baños públicos por ser los únicos que se conocen en la actualidad situados en la Ajerquía, así como por el grado de conservación de algunos de sus elementos. La construcción de los mismos está fijada en época califal y desde entonces “han tenido reparación y sustituciones de elementos, así como muchos robos”.

Ibáñez ha destacado la conservación del horno de las calderas, el patio y la sala caliente, a lo que hay que añadir una extensa zona, de más de 200 metros cuadrados, que aún está por investigar en profundidad.

Unos baños califales bien conservados

Los baños de San Pedro, situados en la calle Carlos Rubio 8 y 10, se encuentran organizados en torno a un pequeño patio junto al que se dispone una sala abovedada identificada como sala fría. En la distribución del inmueble se conserva, además, la sala templada –recogida en el dibujo publicado por Ramírez de las Casas Deza en el Semanario Pintoresco Español- y la sala caliente, dispuesta en paralelo a al lateral norte de la sala templada. 

De su estado de conservación, según apuntan los técnicos que han realizado los informes previos, destaca el estado del sistema de caldera y combustión que permitía el abastecimiento a la sala caliente –o Bayt al-Sajumcon una importante reforma en el siglo XV. Se conservan, además, los lucernarios de las bóvedas, el aljibe original y el acceso desde la calle Carlos Rubios de época moderna.  

La visita a las estructuras originales de los baños árabes se complementará, una vez finalizada las actuaciones de restauración y puesta en valor, con el recorrido por las instalaciones museísticas de nueva planta que se construirán en el solar anexo a los baños, en la calle Carlos Rubio número 8. 

 
Alejandro Ibáñezbaños árabesboletinLVCConsejería de CulturaCristina CasanuevaSan Pedro