Córdoba se despide de Antonio Del Castillo

Córdoba se despide de uno de sus más insignes personajes; ya han finalizado unos meses cargados de actividades y reconocimientos al que está considerado como uno de los mejores pintores del barroco cordobés, andaluz y español, Antonio del Castillo. Los lienzos del pintor podrían compararse a otros autores han recibidos en el mundo del arte barroco como Velázquez, Alonso Cano, Zurbarán o Murillo. Además, Del Castillo está considerado como una de las personalidades artísticas más ricas de la ciudad del siglo XVII. Es el prototipo de artista erudito por su versatilidad cultural que abarcaba ámbitos tan diversos como la pintura o la poesía. Su buen hacer y maestría le han otorgado el título del pintor barroco cordobés por excelencia.

Exposición Antonio Del Castillo. /Foto: LVC

Así, con motivo del IV centenario de su nacimiento, la ciudad ha sabido responder al valor artístico de este insigne pintor. Precisamente, fue la Mezquita-Catedral la que abrió la veda de este aniversario con una exposición de cuatro obras del autor en la nave aledaña al altar mayor. Sin embargo, no fue el único lugar que se vistió de gala para tal acontecimiento. Por esto, otros templos de la ciudad se convirtieron en enclaves expositivos de las obras de Del Castillo. Estos lugares han sido el santuario de la Fuensanta, el hospital Jesús Nazareno, que acogió la obra Coronación de la Virgen por la Trinidad; la iglesia de San Francisco, donde se expuso el lienzo Prensa Mística, la parroquia de San Andrés, el Palacio de Viana, la iglesia de San Agustín y la iglesia de Santa Marina.
De la misma forma, en el mes de noviembre, numerosas obras del gran pintor cordobés, que salieron de la ciudad hace siglos, regresaron a Córdoba en la exposición organizada en la Sala Vimcorsa titulada En la senda del naturalismo. En este momento, lienzos del Museo del Prado, de la Real Academia de San Fernando o del Museo de Bellas Artes de Sevilla formaron parte de esta exposición comisariada por Fuensanta García de la Torre.
Rosa Aguilar, en la inauguración de la muestra de Antonio del Castillo. /Foto: LVC

El Museo de Bellas Artes de Córdoba también quiso unirse a la celebración con la exposición temporal Antonio del Castillo en el Museo de Bellas Artes de Córdoba. El día 24 de enero tuvo lugar Las restauraciones de Antonio del Castillo para el IV Centenario de su nacimiento. Fue una conferencia que corrió a cargo de las restauradoras Ana Infante y Eva Montilla Así mismo, el día 31 de ese mismo mes, Joaquín Roses, profesor de Literatura Española e Hispanoamericana de la UCO y director de la Cátedra Góngora, ofreció una enriquecedora ponencia sobre La poesía de Antonio del Castillo en el marco de la poesía cordobesa del siglo XVII.
Homenaje a Antonio del Castillo. /Foto: LVC

También, el día 7 de febrero, el técnico del Museo de Bellas Artes, Manuel Aguayo protagonizó la conferencia Antonio del Castillo en el Museo de Bellas Artes de Córdoba, planteamientos expositivos y criterios. Así hasta llegar al día 14 de este mes cuando Paula Revenga, profesora de Historia de Arte de la UCO, presentó Antonio del Castillo en la ciudad de Córdoba, planteamientos expositivos y criterios.
El broche de oro al cuarto centenario del insigne pintor cordobés fue encargado, precisamente, a otro insigne artista cordobés Pablo García Baena, a través de un diálogo entre éste y el profesor Antonio Garrido Moraga. Un gran número de actividades que ha puesto sin duda a Antonio del Castillo en el lugar que merece en una ciudad que, parece ser, había olvidado que contaba con uno de los mayores referentes de la pintura española del siglo XVII.
 
 
 

AntoniocastillocentenarioCórdobaDel