La Gerencia determina que en Las Jaras no se cumplió con el mantenimiento del ciclo del agua

La Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) ha presentado a su Consejo Rector la finalización del expediente sobre los problemas de abastecimiento de agua en la urbanización Las Jaras. En este expediente se desestiman las alegaciones de las empresas responsables del mantenimiento y conservación del ciclo integral del agua en Las Jaras y se determina que éstas incumplieron con sus obligaciones urbanísticas para mantener este servicio de manera óptima.

Urbanización Las Jaras. /Foto: LVC

En este expediente se recuerda que el ciclo integral del agua en Las Jaras lo han venido prestando desde hace décadas las empresas Luxyco, Javiaras y Laujaras cobrando por ello tanto el agua como el servicio. Desde la GMU se concluye que estas empresas han dejado de mantener y conservar dicha instalación durante años con los perjuicios y daños que esta situación ha supuesto para los residentes en esta urbanización.

Una vez desestimadas las alegaciones y fijada la responsabilidad por parte de las empresas responsables del suministro y mantenimiento del servicio, el expediente de la Gerencia Municipal de Urbanismo solicita la colaboración de la Empresa Municipal de Aguas (Emacsa) para que, en coordinación con la GMU, se asegure el servicio público de suministro y saneamiento y, de esta manera, se ponga fin a esta situación de peligro medioambiental y para las personas.

A la vista de estas conclusiones, la resolución de la Gerencia Municipal de Urbanismo contempla, como primera medida, la realización de una auditoría sobre el estado de las redes de abastecimiento y saneamiento de Las Jaras, todo ello sin perjuicio de las posibles sanciones económicas a las empresas responsables del incumplimiento de sus obligaciones.

Soluciones al problema de Las Jaras

Acerca de esta resolución, el presidente de la GMU, Salvador Fuentes ha señalado que “este expediente es el primer paso para poder ofrecer una solución integral a los vecinos de Las Jaras. Pero para poder actuar, hay que hacerlo con la mayor seguridad jurídica pues han de defenderse igualmente los intereses de todos los cordobeses, y no se puede entrar en unas instalaciones que, a día de hoy, todavía son privadas. Todo ha de realizarse siguiendo los criterios de cautela y rigor jurídico como se ha hecho hasta ahora”.

Salvador Fuentes también ha querido destacar que “aunque los vecinos de Las Jaras llevan sufriendo esta situación durante años, es ahora cuando, desde la GMU, por fin se están poniendo soluciones encima de la mesa tanto en el problema del suministro de agua, como desde el punto de vista de la Entidad Urbanística de Conservación, que ya está formalizando su escritura pública de constitución”.

boletinLVCEmacsaGerencia de UrbanismoLas JarasSalvador Fuentes