VOX reúne a centenares de cordobeses en coche para protestar al Gobierno de Sánchez

Llegábamos al 12 de octubre con el juego sucio de la contraprogramaciones: el PP convocaba a la prensa solo una horas antes por la presencia de Cayetana Álvarez de Toledo en Córdoba, junto a la puerta del Puente, que se ha venido de Barcelona a comer salmorejo parece ser. De hecho, la diputada aún mantenía horas más tarde de la comparecencia cordobesa en su perfil de Twitter foto en Barcelona junto al monumento de Colón. Córdoba igual ha sido un accidental desvío del AVE. O contraprogramación, como sospechamos. Pero si el PP tiene a Cayetana – la mejor pepera vista a ojos de los seguidores de Abascal-, VOX tiene a Morante y sus camisas. Y su pelo cardado. Morante torea en la capital de los Califas y se ha paseado por la concentración de VOX como lo que es: una figura. 

José Ramírez del Río, diputado nacional de VOX por Córdoba, definía lo de hoy como ‘protesta festiva’ que es una modalidad que “no quema contenedores” y destacaba la ‘espontaneidad’ de los participantes ‘venidos de todos los barrios y municipios’. 

El termómetro de la españolidad

El señor alcalde Bellido, del PP, nos había convocado por bando a colocar banderas españolas en las casas con motivo del 12 de octubre. Es un gesto muy marianista porque ya hace años fue lo más escandaloso que Rajoy hizo en la oposición a Zapatero: nos pidió que pusiésemos banderas españolas en los balcones. Bellido nos ha recordado aquella hazaña. El alcalde ha desplegado un bandera española en vertical, como de vinilo,  por un balcón de la casa consistorial pero ha mantenido la principal “hecha un gurruño y no ondeaba, liada al mástil”, ha denunciado la portavoz municipal de VOX, Paula Badanelli, que se ha enfadado por tal descuido -incomprensible, ciertamente- y no se ha colocado en la foto oficial de familia del acto a modo de protesta. 

En el día de la Hispanidad queda patente algo muy español: los distintos modos y maneras de entender este caleidoscópico país.  Una misma nación y diferentes sensibilidades. Unas más a flor de piel que otras. En ese sentido, VOX vuelve a parecer que conecta más con los españoles de a pie y sin complejos habida cuenta la participación en la protesta-celebración.

Hoy además del Pilar y la Hispanidad, el día ha servido para medir cómo andamos unos y otros de españolidad y patriotismo. Ya solo falta ponernos de acuerdo.

 

Cayetana Álvarez de ToledoJosé Ramírez del RíoMorantePaula BadanelliPPvox