El PSOE pide nuevos usos recreativos y deportivos para el embalse de La Colada

Los diputados del PSOE por Córdoba en el Congreso, Antonio Hurtado y María Jesús Serrano, han registrado una Proposición no de Ley (PNL) en la que instan al Gobierno a la modificación del Plan de Usos y Actividades del embalse de La Colada, en la provincia cordobesa, con el fin de incorporar nuevos usos recreativos y deportivos, como el baño y la navegación.
Según se recoge en dicha proposición, a la que ha tenido acceso Europa Press, los citados usos “se contemplaban en el proyecto inicial de construcción del embalse, lo que posibilitaría un mejor aprovechamiento del potencial turístico del embalse, propiciando así un mayor desarrollo de la zona y de la Comarca de Los Pedroches”.

Imagen del embalse de la Colada./Foto:LVC

En concreto, precisan que el embalse de La Colada se extiende por los términos municipales de El Viso, Hinojosa del Duque y Belalcázar; tiene una superficie total de 608 hectáreas y una capacidad de embalse de 57,7 hectómetros cúbicos. Se sitúa en la cuenca hidrográfica del Guadiana y apresa las aguas del río Guadamatilla, aprovechando de forma óptima las posibilidades que ofrece un encajonamiento natural en el que se levanta la presa de hormigón, tipo arco-gravedad cuya construcción finalizó en 2009.
Sus aguas estaban destinadas al abastecimiento de la comarca de Los Pedroches y a la comarca de Almadén, en la provincia de Ciudad Real. La autoridad hidrológica de la que depende es la Confederación Hidrográfica del Guadiana.
Construido para hacer frente a posibles necesidades en épocas de sequía prolongada, el embalse de La Colada tiene, en teoría, una doble funcionalidad según el Plan de Usos y Actividades: abastecimiento de agua a la población y usos recreativos, contemplando sólo algunos, como pesca, picnic y restaurantes; no se contemplan sin embargo otros como el baño o la navegación. De momento, sólo los habitantes de la comarca de Almadén se abastecen del agua de este pantano.
El proyecto inicial de construcción preveía sin embargo otros usos para el embalse: “se propone el establecimiento de zonas recreativas, una en cada margen. La de la margen derecha se sitúa a unos 500 metros aguas arriba de la desembocadura del Río Guadamatilla, con una extensión de 4,7 hectáreas aproximadamente. La de la margen izquierda se ubica a unos 1.100 metros aguas arriba de la presa y ocupa seis hectáreas aproximadamente”.
Dichas hectáreas “contarán con zona de baño, rampa de acceso para embarcaciones, merendero, mesas para comidas, contenedores para desperdicios y aparcamientos”, según el proyecto ‘Presa de La Colada, Confederación Hidrográfica del Guadiana, Dirección General de Obras Hidráulicas, Ministerio de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente, 1995’.
En este caso, los diputados del PSOE detallan que hasta el momento la Confederación Hidrográfica del Guadiana solo ha autorizado al Ayuntamiento de El Viso la instalación de un bar, aseos, sendas peatonales, barbacoas, una talanquera de madera en la margen derecha y, “paradójicamente”, vestuarios, pero no una zona de baño.

“LA SUPERVIVENCIA”

Por otro lado, la comarca de Los Pedroches está “inmersa en un proceso de despoblación que amenaza la continuidad y supervivencia de numerosos pueblos, del ecosistema natural y de la conservación del territorio, como pone de manifiesto el último informe de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) que sitúa a la comarca un claro ejemplo de riesgo de despoblación”.
Ante esta “amenaza”, agregan los diputados socialistas, “todas las administraciones públicas, locales, provinciales, autonómicas y estatales están en la obligación de proponer e impulsar medidas para garantizar la vida y el futuro en las zonas rurales”.
Según indican, “la comarca de Los Pedroches es consciente de este riesgo desde hace muchos años, por lo que no ha dejado de solicitar ayudas oportunas a las administraciones para que adopten medidas que conlleven la renovación generacional y la dinamización social y económica de un territorio que por otra parte presenta un gran potencial de recursos naturales y turísticos que pueden dar un impulso económico y ayudar a fijar la población en el territorio”.
En este sentido, se trabaja desde la administración local, la Mancomunidad de Municipios de Los Pedroches, los ayuntamientos y los empresarios del sector, aunados en torno al Centro de Iniciativas Empresariales y Turísticas, en actuaciones que conlleven el aumento de visitantes y la dinamización económica a través del turismo rural, aprovechando todos los recursos de que dispone.
Al respecto, subrayan que “sin duda el embalse de La Colada es un gran recurso económico para la comarca, no sólo porque garantiza el abastecimiento de agua a la población, sino porque las posibilidades de aprovechamiento turístico y de ocio así lo ponen de manifiesto”.
El ecosistema acuático de La Colada permite observar numerosas especies de aves, siendo la grulla la más emblemática, por lo que “es un lugar idóneo para el fomento del turismo ornitológico”, a la vez que “el entorno paisajístico caracterizado por la dehesa abre multitud de posibilidades a la realización de actividades medioambientales”.

“PIEZA CLAVE”

Por tanto, los diputados del PSOE remarcan que el embalse de La Colada se erige “en pieza clave en el desarrollo territorial de la comarca, dado que viene a dotar de estabilidad al sistema hidrológico y cubre el déficit hídrico histórico de abastecimiento, garantizando el abastecimiento y abriendo potencialidades que ofrece en sí mismo como atractivo para el turismo de interior –rural, deportivo, ornitológico, etc.–“.
Desde la construcción del embalse, la zona ha tenido tradicionalmente un uso recreativo “muy limitado” para los habitantes de los municipios, pues el Plan de Usos diseñado por la Confederación Hidrográfica del Guadiana de la cual depende solo contempla la pesca y la posibilidad de recreo en tierra –picnic, instalación de restaurantes,…– no estando contemplado el baño, ni la navegación.
No obstante, precisan que “el cambio de tendencia en el comportamiento de determinados sectores de población, demandantes de nuevas zonas de esparcimiento en el interior, alejadas de las habitualmente masificadas zonas costeras, está posibilitado un incremento de la utilización de entornos de interior para actividades, siendo este el caso del entorno del embalse de La Colada, muy utilizado como zona recreativa por los vecinos de El Viso y de municipios de toda la comarca, quienes llegada la época estival demandan la posibilidad de la práctica del baño y la navegación en el embalse”.
Además, aseveran que “la indudable calidad paisajística y el desarrollo de ecosistemas en sí mismo son la base de una demanda turística que exige diversificar el tipo de las actividades que se pueden desarrollar, ampliando el potencial del agua y de los márgenes como espacio de disfrute colectivo, siendo que el embalse reúne las características óptimas para desarrollar actividades de baño y navegación”.
A juicio de los socialistas, la Junta de Andalucía, los ayuntamientos de la comarca, la Diputación de Córdoba y la Confederación Hidrográfica del Guadiana deben “impulsar el aprovechamiento turístico, económico y social del embalse, lo que conllevaría la modificación del Plan de Usos y Actividades que permita su aprovechamiento para la creación de actividad económica y empleo, con la ordenación de las actividades recreativas que pueden desarrollarse”.
No en vano, subrayan que todo ello puede “contribuir al desarrollo turístico de una zona de enorme potencial, armonizando los usos recreativos del agua con los que la Ley establece como prioritarios”.

deporteembalseLa Coladaocio