Fides tilda de "propaganda y verborrea" la gestión turística de Pedro García

Fides, Clúster Estratégico de Córdoba, ha lamentado que el Ayuntamiento de Córdoba se esté dedicando a ver pasar el tiempo en su gestión turística, mientras que la ciudad pierde inversiones para crear infraestructuras y generar riqueza, como ha sucedido con la rehabilitación de Regina, al tiempo que deja pasar oportunidades, como es el caso del espectáculo nocturno del Alcázar de los Reyes Cristianos.
Para el presidente de Fides, Rafael Bados, el último tropiezo, que ha bloqueado la actuación en Regina, no es más que la constatación de un modo lamentable de entender la política, que deviene en encadenar fracasos por la ausencia de gestión, ya que todo va encaminado a la propaganda y la verborrea sin que se llegue a hacer nada, como machaconamente la realidad está haciendo patente.

Un grupo de turistas en Córdoba

A la paralización de la actuación en Regina y al enquistamiento del espectáculo del Alcázar, Bados unió el reciente intento de una actividad sobre moda flamenca en el Centro de Recepción de Visitantes (CRV), denunciada por la propia Fides y por Córdoba Ecuestre, que no es más que la punta del iceberg de una programación preparada en unas circunstancias manifiestamente irregulares como puso de manifiesto el informe de la persona titular de la Secretaría del Pleno.
Ahora un nuevo informe técnico, en este caso de la Intervención Municipal, ha desenmascarado no ya la incapacidad del responsable de todo este entramado, el teniente de alcalde Pedro García Jiménez, sino su manifiesta inutilidad para hacer algo que no se dirija al autobombo y a promocionarse en los cuatro puntos cardinales, que, si la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, no lo remedia con su destitución, terminará visitando en este mandato municipal a costa de unos recursos públicos que, en su caso, se muestran absolutamente improductivos.
Por último, Fides expresó su temor de que el modo de actuar sectario y torticero de Pedro García Jiménez termine tumbando uno de los referentes del turismo en la ciudad, como es el espectáculo de Córdoba Ecuestre en Caballerizas, ya que no su incapacidad y su inutilidad sino una clara mala fe, parece estar abocando a ese destino la situación sobre el uso de esas instalaciones, cuando el teniente de alcalde debería pensarse su abstención en este tema por poder estar incurso en las causas establecidas por la legislación para no decidir en temas en los que se tiene interés propio o familiar.

AyuntamientobadosCRVgestión turísticaPedro GarcíaTuristas