200.000 kilos de corcho en los montes públicos de la provincia


Francisco de Paula Algar: "El corcho es un producto escaso en el mundo y muy cotizado, siendo Andalucía la primera productora nacional"

corcho
Operarios trabajando con el corcho./Foto: LVC

El delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta en Córdoba, Francisco de Paula Algar, ha visitado los trabajos de descorche que se están realizando en los montes públicos de la Junta de Andalucía, concretamente los ubicados en el municipio de Villanueva del Rey, donde ha estimado un aprovechamiento de corcho en torno a los 200.000 kilos en la provincia.
Según ha indicado la Junta en una nota, en el mes de junio comenzaron los trabajos relacionados con el aprovechamiento de este producto en los montes públicos de los términos municipales de Villaviciosa de Córdoba, Villanueva del Rey y Espiel, en los montes públicos de Cabeza Aguda, Monteras y Caballeras respectivamente.
Algar ha informado que “éstos trabajos han sido adjudicados a empresas que cuentan con especialistas en la saca de este material, los denominados corcheros, así como los que cuentan con arrieros de los pueblos cercanos”.
El responsable de Medio Ambiente ha señalado que “el corcho es un producto escaso en el mundo y muy cotizado, siendo Andalucía la primera productora nacional”. En concreto, ha recalcado que “el corcho producido en Sierra Morena es de excelente calidad”.
El destino principal del corcho sigue siendo el tapón para vinos y similares, aunque en la actualidad es demandado para otros usos, tales como aislante y elemento para la fabricación de múltiples objetos.
El delegado ha subrayado que “el aprovechamiento del corcho es tradicional intensivo de mano de obra, el cual se puede compatibilizar con el resto de aprovechamientos de los montes públicos, ayudando a la fijación de la población al territorio, e igualmente compaginándolo con un desarrollo sostenible de la zona, cuidando y mirando siempre por los valores medioambientales de nuestros montes”.
Se realiza en un periodo concreto del año que va desde primeros de junio hasta mediados de agosto, momento en el que el corcho se puede separar del alcornoque sin dañar el árbol. Para ello, el corcho ha tenido que experimentar un crecimiento de entre nueve y diez años para que el grosor del mismo genere un calibre que permita su comercialización.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here