Vox saca los colores al Gobierno municipal, después de tres años sin espectáculo en el Alcázar


La portavoz en el Ayuntamiento de Córdoba, Paula Badanelli, lamenta que “por parte del Ayuntamiento se siga sin dar respuesta a una necesidad de Córdoba"

Alcázar museos
Alcázar de los Reyes Cristianos. /Foto: LVC
Paula Badanelli./Foto: Vox
Paula Badanelli./Foto: Vox

La portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Córdoba, Paula Badanelli, ha lamentado el nuevo retraso que sufre la puesta en marcha del espectáculo de luz y sonido del Alcázar de los Reyes Cristianos, “el principal monumento que gestiona el Ayuntamiento” y ha explicado que “este monumento debería estar abierto los 365 días del año, el mayor número de horas posible para que pudiesen disfrutarlo tanto los turistas como los cordobeses, llevamos años pidiendo al Gobierno municipal que estudie la fórmula para lograrlo”.

En este sentido, Badanelli ha recordado que “no han sido capaces de poner en marcha el espectáculo nocturno, hace tres años que venció el pliego, en el verano de 2019, y el Gobierno municipal no ha sido capaz de volver a sacar otro y ponerlo en marcha. Es una pena porque nuestra ciudad necesita incrementar el número de pernoctaciones, necesitamos dejar de ser una ciudad de paso y hay que poner en valor todo lo que tenemos, sobre todo por las noches para que la gente decida dormir aquí y no en otras capitales, porque además debido a las inclemencias del tiempo, que hace imposible a ciertas horas del día disfrutar de nuestra ciudad es por la noche cuando tenemos que volcar todos los esfuerzos para que la oferta sea completa y sea de calidad”.

La portavoz municipal ha explicado que “en esa línea estamos trabajando desde Vox, vamos a seguir intentando que el Gobierno municipal nos escuche y vamos a apoyar siempre cualquier iniciativa que contribuya a poner en valor este monumento y hacer de Córdoba una ciudad más habitable, más conocida y que se llene de turismo, las calles tengan mucha alegría, lo que se traducirá en más empleo y en movimiento económico”.

Concluye Badanelli añadiendo que “el daño que se le está haciendo a la ciudad es enorme, cada día que pasa en esta situación, con una política turística errante, nos hace perder oportunidades en el mercado nacional e internacional situando a competidores como Málaga o Sevilla en la pole position y a nosotros dejándonos en el furgón de cola con lo que esto supone en pérdida de ingresos y de desarrollo económico para una ciudad como la nuestra que vive fundamentalmente del turismo”.