Unos 2.500 profesionales de la sanidad andaluza se han contagiado de Covid en el último mes


Entre el 8 de julio y el 5 de agosto se han registrado un total de 2.465 positivos entre los trabajadores de la Sanidad pública andaluza, según el SAS

Coronavirus SAS
Sanitario con una prueba de Covid-19./Foto: HURS

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Andalucía alerta de un nuevo incremento de contagios por Covid-19 entre profesionales de la Sanidad andaluza ya que, entre el 8 de julio y el 5 de agosto se han registrado 2.465 positivos más, siendo las enfermeras y enfermeros la categoría más afectada con casi un 30% de los casos.

Según los últimos datos oficiales del Servicio Andaluz de Salud recopilados por el Sindicato de Enfermería, la cifra de positivos por Covid contabilizada desde el inicio de la pandemia alcanza ya los 57.467 casos entre los trabajadores de la Sanidad pública andaluza, de ellos 18.859 de entre las categorías que el SAS engloba en la antigua denominación de Diplomados Sanitarios que incluye enfermeras, enfermeros especialistas, terapeutas o fisioterapeutas.

Durante el mes de julio, se ha producido un incremento de casos de un 4,3%, esto es 2.465 nuevos positivos, de los que 720, casi un 30%, son enfermeras o enfermeros.

Enfermera./Foto: SATSE
Enfermera./Foto: SATSE

Si se analizan los datos por provincias se observa que el mayor aumento en número de positivos de todas las categorías en este periodo de verano se ha registrado en Málaga (630 casos y un crecimiento del 6,1 %), seguida de Sevilla con 393 positivos y un incremento del 3,1% o Cádiz con una subida del 3,8% con 353 positivos más. Sin embargo, la provincia de Almería es la que porcentualmente ha experimentado una mayor subida, con un 7,3% más de contagios y 274 casos más.

Tras analizar estos datos, SATSE reitera su reclamación a la Administración sanitaria para que se adopten las medidas necesarias que garanticen que se cubra el cien por cien de las bajas que se generen por estos contagios para no alterar el normal funcionamiento de las unidades y servicios, ya de por sí mermados en los meses de verano.

Además, SATSE apunta que estas medidas deben garantizar la asistencia sanitaria a la ciudadanía durante el verano así como los derechos de los trabajadores, tanto de los que disfrutan de los permisos y vacaciones que legalmente les corresponden, como de los que están trabajando durante la temporada estival. 

En el caso de ser inviable la cobertura de las necesidades de estos profesionales por falta de disponibilidad en la Bolsa de Empleo, como viene sucediendo para la cobertura del plan vacacional, siendo necesario recurrir a enfermeras y enfermeros que voluntariamente realicen esta actividad al margen de su jornada, en horario de tarde o festivos y fines de semana, SATSE recuerda que esta actividad debe retribuirse por las cuantías recogidas en el plan de mejora de la accesibilidad de los ciudadanos a los servicios.

Dado que los datos ponen de manifiesto que el coronavirus sigue muy presente entre los sanitarios y entre la población en general, SATSE aboga por seguir manteniendo medidas preventivas que frenen su expansión, especialmente en los centros sanitarios.