La asociación vecinal Virgen de Linares denuncia el abandono de calles de La Fuensanta


Señala puntos “intransitables” y un fuerte deterioro en Familia Annea, pasaje de El Granadal, Miguel de Unamuno, calle Melilla y Pintor Pedro Bueno, entre otras

La asociación vecinal Virgen de Linares, con ámbito de actuación en los bloques más occidentales del amplio barrio de La Fuensanta, ha denunciado públicamente “la situación

lamentable y de abandono en la que se encuentra la zona”, particularmente en algunas calles, plazas y rincones donde el deterioro “hace prácticamente imposible caminar”, todo ello debido a “baldosas inexistentes, la gran mayoría de ellas sueltas con el riesgo que conlleva de caída para nuestros mayores”; además de socavones y baches o pérdida de zonas ajardinadas actualmente convertidas en “zonas intransitables e insalubres”.

1d0c1b71 1051 42c8 9516 2c8be033bbcd

El colectivo vecinal, presidido por Antonio González, además del deterioro en las calles Familia Annea, Melilla, Pintor Pedro Bueno y la avenida de Miguel de Unamuno, detalla casos concretos como el del pasaje de El Granadal, cuyas zonas verdes, perdidas y acumulando día tras día residuos, “hacen que hoy sean zonas intransitables”. En este entorno, “la zona infantil del Pasaje del Granadal, que deberían utilizar nuestros pequeños, está abandonada y tiene tanta suciedad que ningún padre o madre quiere llevar a sus hijos allí”, lo que además deja la zona libre para usos incívicos, como los encuentros de ‘botellón’ o para el paseo de perros sueltos sin control.

Más allá aún, el impacto de este deterioro está perjudicando directamente los negocios de la zona y es un factor que incrementa la sensación de inseguridad ciudadana, sobre todo “en lugares muy concretos en horas de la tarde-noche”, lo que lleva al colectivo vecinal a denunciar también “la poca presencia de la Policía” que “lleva años sin patrullar nuestras calles y sin presencia alguna”.

19b73c9f 0f68 45cc 9d43 0ba08b9527f7

Como un agravio más, la AV cita la publicidad que se ha buzoneado en la zona “donde el alcalde anunciaba un servicio de limpieza integral”, compromiso que contrasta con la situación real en la zona y que se extiende a muchas otras calles además de las ya citadas, en las que, por ejemplo, alcorques repletos de maleza suponen auténticas barreras para el tránsito de cualquier persona con movilidad reducida.

Ante esta situación, la asociación vecinal reclama “al Ayuntamiento, con el alcalde a la cabeza, que se adopten medidas con urgencia para el adecentamiento y arreglo de nuestras calles y del barrio en general, ya que somos vecinos y vecinas con los mismos derechos que el resto de la ciudad”.