Las ‘papeletas’ que urgen al PSOE cordobés


Se abre un periodo de incertidumbre para los socialistas, que deben resolver varios focos de interés

acusacion Rafi Crespín./Foto: PSOE
Rafi Crespín./Foto: PSOE
acusacion Rafi Crespín./Foto: PSOE
Rafi Crespín./Foto: PSOE

Las elecciones andaluzas del pasado 19 de junio dejaron en evidencia una caída, bastante acusada, del Partido Socialista. La mayoría absoluta del Partido Popular ha tenido su reflejo en Córdoba, donde han pasado de tener 3 a 7 diputados, mientras que el PSOE ha caído de 4 a 3.

Con ello, se abre un periodo de incertidumbre para los socialistas, que deben resolver varios focos de interés, porque de ellos depende su hegemonía en numerosos municipios de la provincia, en el Consistorio de la capital y en la Diputación, de cara a los comicios municipales que se celebrarán en menos de un año.

Los resultados del 19J han sido casi “catastróficos” en varios feudos que, por antonomasia, eran del PSOE. En Lucena, Montilla y Puente Genil, por ejemplo, el PP ha arrasado a los socialistas y, aunque el votante lo hace de distinta forma en las municipales, ahora, los populares parecen más cerca que nunca de alcaldías que les darían un espaldarazo importante.

El sorpasso podría tener como consecuencia la pérdida del Gobierno de la Diputación, que ya fue en su momento del PP. De momento, el PSOE dirige la institución provincial con el sustento de Izquierda Unida (otro de los grandes damnificados en las elecciones andaluzas), pero con un presidente, Antonio Ruiz, al que todo apunta en salida. La elección de Rafi Crespín como secretaria general de los socialistas cordobeses y el paso a un lado (no concurrió a las primarias) del todavía alcalde de Rute auguran que, aunque el PSOE mantuviera el ejecutivo provincial, el nombre de su máximo dirigente sería otro.

Tampoco nada apunta a que Isabel Ambrosio, recién elegida diputada autonómica, vaya a ser la candidata a la Alcaldía de Córdoba. De momento, José Antonio Romero se ha hecho cargo del grupo municipal, pero están pendientes unas primarias (así lo dicen los estatutos) para dirimir quién se enfrenta a José María Bellido por el bastón de mando de capitulares.

Queda menos de un año y el PSOE cordobés tiene varias “papeletas” por resolver, poco tiempo, un relevo generacional y un pésimo precedente electoral.