Urbanismo crea la Oficina del Territorio para despejar el futuro de las parcelas


El objetivo es agilizar los trámites desde un departamento específico de la Gerencia

oficina
Presentación de la Oficina del Territorio. /Foto: LVC
oficina
Presentación de la Oficina del Territorio. /Foto: LVC

La Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) va a poner en marcha en septiembre la denominada Oficina del Territorio, que trabajará de forma estrecha con las parcelas del término municipal con la intención de «solucionar todo lo solucionable», como ha señalado el presidente de este ente autónomo, Salvador Fuentes.

De forma previa, en julio, se van a mantener reuniones por grupos de casuística para informarles del funcionamiento de esta oficina y de su metodología, con la finalidad de agilizar los trámites y evitar las situaciones que se han dado en los últimos años, cuando los parcelistas, tras muchos esfuerzos, no han conseguido resultado alguno.

Esta Oficina del Territorio, que depende del Servicio de Planeamiento, nace de la mano del Consejo del Movimiento Ciudadano, cuyo presidente, Juan Andrés de Gracia, ha colaborado con la gerencia tanto en ésta como en otras cuestiones relacionadas con el urbanismo. 

Para abordar el problema que sufren los parcelistas, la Oficina ha dividido el término municipal en tres grandes zonas: sierra, vega y campiña, al presentar cada una de ellas peculiaridades específicas. Así, en las de la vega las hay en zonas inundables, en la sierra hay riesgos medioambientales y en otras hay riesgo patrimonial, como las situadas en las inmediaciones de Medina Azahara.

En las reuniones que se van a celebrar en julio, los asistentes acudirán en grupos, en función de los trámites que tengan aprobados hasta ahora. Así, en las parcelas situadas en zonas urbanizables, las más avanzadas serán aquellas que a día de hoy dispongan de Plan Parcial, Junta de Compensación y, además, tengan aprobado el proyecto de urbanización y de parcelación; las que menos, serán aquellas que sólo dispongan del Plan Parcial.

Otro grupo será para las parcelas en suelo no urbanizable, que son aquellas reconocidas por el PGOU y con plan especial de mejora del medio. Por último, están las parcelaciones no tipificadas ni reconocidas en el avance del PGOU.

Fuentes ha dejado claro que con esta Oficina del Territorio «no queremos levantar expectativas que no podamos cumplir». Por esto, desde Urbanismo se va a tutelar todo el proceso de regularización que ya contempla la última ley urbanística de Andalucía, la Lista, y por ello se pide a los parcelistas que se doten de un abogado experto o de un arquitecto para que sean los interlocutores directos con esta oficina y así poder avanzar más rápido.

¿Cuánto cuesta esto y quién lo paga? Juan Andrés de Gracia ha señalado que tanto el Consejo del Movimiento Ciudadano como la federación de asociaciones de vecinos Al-Zahara tienen claro desde hace tiempo que «lo tiene que pagar el que se va a beneficiar y vamos a intentar que los costes sean lo más asequibles posibles».