SATSE denuncia que habrá «más de 200 camas cerradas este verano en los hospitales cordobeses»


"El cierre de más de 200 camas durante el verano supone la pérdida de cerca de más 18.000 estancias", según el Sindicato de Enfermería

Enfermeras y fisioterapeutas protestan en el Reina Sofía./Foto: SATSE
Enfermeras y fisioterapeutas protestan en el Reina Sofía./Foto: SATSE
Enfermeras y fisioterapeutas protestan en el Reina Sofía./Foto: SATSE
Enfermeras y fisioterapeutas protestan en el Reina Sofía./Foto: SATSE

El Sindicato de Enfermería SATSE-Córdoba, primer sindicato de la Sanidad cordobesa, informa en un comunicado que «los hospitales mantendrán cerradas o inutilizadas más  de 200 camas durante el verano, concretamente 207, entre el 1 de Julio y el 30 de Septiembre, al menos, de cuyo recorte el sindicato responsabiliza directamente a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía en Córdoba».

Según SATSE «unos 13 Millones de Euros (unos 2.200 Millones de las antiguas pesetas), se ahorrará el SAS en nuestra provincia, lo que supone un ahorro económico diario de más  de 175.000 euros, con el cierre y/o inutilización de más de 200 camas, distribuidas con 192 en el Hospital Reina Sofía y 15 en el Hospital Valle Los Pedroches de Pozoblanco».

Continua SATSE afirmando que «la eliminación diaria de más de 200 camas, supondrá la pérdida de más de 18.000 estancias hospitalarias, mientras miles de cordobeses esperan ser atendidos para solucionar su problema de salud». 

El cierre de camas en el Hospital Reina Sofía afecta al Hospital Provincial, General, Los Morales y Materno-Infantil durante el verano «supone generar en la provincia de Córdoba una importante disminución de recursos asistenciales que se les hurtan al ciudadano. Todo ello a pesar de que dicho Hospital Reina Sofía ya en el año 2001 solo disponía de 1,98 camas por mil habitantes, mientras la OMS establece de 8-10 camas por mil habitantes. Lo cual  incluso se ha visto más agravado con la eliminación generalizada en Reina Sofía de 2001 a la fecha, de 300 camas, es decir, el 26% de las que existían en el 2001, lo que ha provocado que Reina Sofía solo cuente actualmente con 1,4 camas por mil habitantes, que con el cierre veraniego de 192 camas, el Reina Sofía alcanza cuotas totalmente inaceptables y tercermundista en cuanto a la dotación de camas para atender a los pacientes».

Recuerda SATSE que «Córdoba ya ocupa durante el resto del año el último lugar de Andalucía en cuanto a dotación de camas por mil habitantes, con solo 2,20 camas por cada mil habitantes, mientras Hospitales como el Virgen de las Nieves (Granada) o el Torrecárdenas de Almería disponen de 4,10 y 3,77 camas respectivamente por cada mil Habitantes, o el propio Hospital Ciudad de Jaén, con 3,8 camas por mil habitantes». 

Para SATSE, «el ahorro económico en solo tres meses de más de 13 millones de euros en nuestros Hospitales, demuestra claramente que el cierre de camas se produce por cuestiones económicas y no por razones asistenciales, lo que evidencia que los recortes sociales en materia sanitaria siguen siendo una realidad en la provincia de Córdoba, que afecta y perjudica a los ciudadanos, a pesar del cambio de gobierno en la Junta de Andalucía y de las miles de personas que han incrementado la lista de espera». Esta situación asevera SATSE «es un claro despropósito al incrementar las ya interminables listas de espera, lo cual beneficia a la Sanidad Privada, al derivar miles de pacientes de la Sanidad Pública a la Sanidad Privada. Se da la paradoja afirma SATSE, que los mismos procesos y servicios que generan dichas listas de espera son las que mayoritariamente   luego se resuelven en la Sanidad Privada con un coste adicional y con frecuencia por los profesionales que trabajan al mismo tiempo en la Sanidad pública y también en la privada».

Finaliza el Sindicato de Enfermería afirmando que, «con este comportamiento perverso de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, los cordobeses seguiremos estando discriminados y maltratados en la dotación de recursos para resolver nuestros problemas  de salud respecto del resto de ciudadanos de Andalucía. Todo ello con la complacencia de la Junta de Andalucía,  y  recuerda SATSE a  la Consejería de Salud, que no debe olvidar que los recursos  sanitarios están al servicio del ciudadano y no de una cuenta de resultados  económicos, cuando este verano debería contar con un plan de choque para aliviar las tremendas listas de espera incrementadas sustancialmente durante los 24 meses de crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus».