Intervención alerta de que el plan de pago a proveedores “no ha surtido el efecto deseado”


Un informe reconoce que el volumen de deuda se encuentra a la mitad del máximo permitido

intervención psoe ayuntamiento plantilla
Fachada del Ayuntamiento de Córdoba. /Foto: LVC
intervención psoe ayuntamiento plantilla
Fachada del Ayuntamiento de Córdoba. /Foto: LVC

La Intervención de fondos del Ayuntamiento ha vuelto a alertar sobre los retrasos con que cobran los proveedores municipales. Su último aviso figura en el informe sobre la liquidación del presupuesto de 2021, donde se afirma que el Plan de Medidas Organizativas, aprobado en octubre de 2021, “hasta ahora parece no haber surtido el efecto deseado, debiendo analizarse por los distintos servicios implicados las causas de este incumplimiento”.

El Ayuntamiento está obligado cada mes a publicar el periodo medio de pago a proveedores, que por ley no puede superar el plazo de 30 días. El único momento en que se cumplió fue en julio de 2020, pero en el resto del mandato las cifras se mantienen altas, en 2021 la media fue de 43 días y en lo que llevamos de 2022 son: enero (42,02), febrero (50,92) y marzo (35,51).

En su informe, la Intervención expone que “ha existido un margen razonable para que las medidas adoptadas en el Plan de Medidas Organizativas se fuesen implantando”. Ante la falta de resultados, reclama que se analicen las causas de este incumplimiento a todos los que participan del proceso, como son el Órgano de Gestión Económico Financiera, el concejal delegado y el coordinador de Hacienda.

Este informe de Intervención analiza la liquidación de presupuesto municipal de 2021, del que afirma que se incumple con el objetivo de estabilidad presupuestaria, arrojando un déficit de financiación al cierre del ejercicio de -4,7 millones de euros.

Intervención analiza el techo de gasto

Además, refleja que el techo de gasto para el ejercicio de 2021 se superó en 34,1 millones de euros. Pese a esta circunstancia, el Ayuntamiento no está obligado a elaboración un Plan Económico Financiero para reajustar el gasto en el año en curso y en el siguiente, ya que el Consejo de Ministros eximió a las entidades locales de esta obligación a causa de la pandemia.

El único aspecto positivo que reconoce la Intervención en su informe es que se cumple con el objetivo de deuda, arrojando un volumen de deuda que supone el 60,84 por ciento de los ingresos liquidados, no superando el 110 por ciento fijado como límite legal. Así mismo el ahorro neto del Ayuntamiento es positivo.