Sadeco encuentra una solución para tener limpios los alcorques


El Ayuntamiento decidió en 2017 dejar de usar glifosato como herbicida para mantener limpia la ciudad

alcorques
Limpieza de alcorques en la Fuensanta. /Foto: LVC
alcorques
Limpieza de alcorques en la Fuensanta. /Foto: LVC

Desde que el Ayuntamiento decidiera en 2017 dejar de usar el glifosato como herbicida por ser “probablemente cancerígeno” para el ser humano, la limpieza de los 56.000 alcorques repartidos por la ciudad se ha convertido en un verdadero problema que ha llegado a desbordar a la empresa municipal Saneamientos de Córdoba (Sadeco). Los vecinos y algunos grupos de la oposición han criticado que en algunos puntos de la ciudad ha llegado esta vegetación espontánea a invadir las aceras, además de ser un foco de posible incendio una vez seco, además de generar insectos de todo tipo.

El Ayuntamiento se encontraba en un callejón sin salida, ya que no puede volver al glifosato, pero tampoco asumir el coste que saldría del bolsillo de los cordobeses para quitarlos a mano. Sadeco ha encontrado la solución, que consiste en incluir esta limpieza en el pliego del mantenimiento de las zonas verdes de la capital.

Este contrato, que ha sido adjudicado a Prode por unos 3,5 millones de euros, comenzará a funcionar a primeros de junio y contempla que los alcorques se limpien cinco veces al año. 

La presidenta de Sadeco, Isabel Albás, ha destacado el trabajo que realiza toda la plantilla de Sadeco por mantener limpia la ciudad, donde se está innovando constantemente así como actualizando la maquinaria a utilizar para ofrecer un mejor servicio a los cordobeses.