Bellido deja en manos de Ciudadanos el futuro político de Dorado


El alcalde afirma que "pasamos por momentos buenos, malos y pésimos; yo he pasado por momentos malos y sé cómo se pasa"

bellido impuestos
José María Bellido. /Foto: JC
bellido impuestos
José María Bellido. /Foto: JC

El alcalde, José María Bellido, no va a tomar por su cuenta decisión alguna sobre el futuro político del concejal David Dorado, después de que este afirmara ayer, tras declarar ante el juez, que el regidor tiene que demostrar «su catadura moral» si le restituye en todos sus cargos cuando finalice el caso Infraestructuras.

Bellido ha dejado esta responsabilidad en manos de la formación de Dorado, que es Ciudadanos, que será la que deba decidir en su momento si Dorado recupera las competencias que tenían antes de que se iniciara este caso en los tribunales. Al respecto, el alcalde ha afirmado que el acuerdo de gobierno es entre ambas formaciones políticas: «Si Ciudadanos quiere remodelar sus áreas de gobierno tendría que comunicarlo y ahora no tengo petición al respecto».

Estas declaraciones realizadas por Dorado, en las que arremetía contra las formaciones que han llevado el caso a los Juzgados, así como también contra su propio grupo político las ha contextualizado Bellido en que «el señor Dorado lo está pasando mal al ver parte de su equipo imputado, a tener que declarar, a pasar de ser miembro del gobierno local a no serlo».

Además, el alcalde confía en que «cuando el juez termine la instrucción, de las declaraciones y de las pruebas no se desprenda ilícito penal, porque no deseo mal a nadie».

Bellido: «He pasado por momentos malos»

Por otra parte, Bellido ha subrayado la voluntad del gobierno municipal de colaborar con la Justicia y por eso el Ayuntamiento está personado, y así ha destacado que ayer mismo se remitió a la Fiscalía la documentación solicitada, como toda la relativa a la instalación de cuadros eléctricos entre 2016 y 2022, así como los responsables de Alumbrado Público en todo este periodo.

Por último, ha justificado la actitud de Dorado desde el punto de vista de que «en política «pasamos por momentos buenos, malos y pésimos; yo he pasado por momentos malos y sé cómo se pasa, por lo que le deseo lo mejor».