El Bono 10 echa a andar, aunque no se podrá aplicar hasta otoño


La medida pretende sufragar un tercio de las compras que se hagan en los comercios adheridos

bono Una tienda de alimentación, en una imagen de archivo./Foto: LVC cordobeses ipc
Una tienda de alimentación, en una imagen de archivo. /Foto: LVC
bono Una tienda de alimentación, en una imagen de archivo./Foto: LVC cordobeses
Una tienda de alimentación, en una imagen de archivo. /Foto: LVC

El Bono 10 fue una de las medidas estrellas del gobierno municipal en los momentos más duros de la pandemia como una medida de apoyo al pequeño comercio a través de la estimulación del consumo. Como ha explicado el delegado de Gestión, Antonio Álvarez, «el encaje jurídico es complicado» y por eso se ha retrasado hasta ahora.

Lo que ha aprobado hoy la Junta de Gobierno Local es el pliego para contratar una empresa gestora que se encargue de todo los relativo al Bono 10. Ésta, además, tiene que poner en marcha una plataforma para la gestión de los mismos y deberá también tener un acuerdo con una entidad financiera, que hará los pagos.

Toda esta tramitación administrativa ocupará los próximos meses y ésta es la razón por la que el Bono 10 no se podrá poner efectivamente en marcha hasta después del verano, como ha reconocido el propio Álvarez, quien ha señalado que los comerciantes no quieren que coincida con el periodo de rebajas.

El mecanismo del funcionamiento del Bono 10 es así: en interesado deberá descargarse hasta un máximo de 10 a través de la mencionada plataforma. Cada uno de ellos equivale a un tercio del total de la compra. Si adquiere algo por valor de 30 euros aportará un bono de 10 euros. El máximo que cada persona se puede descargar es de 10 bonos. Por su parte, el comercio también tendrá un tope de 100 bonos, por lo que recibirá un máximo de 3.000 euros.

El Ayuntamiento cuenta ya con una partida de 400.000 euros, que es la presupuestada inicialmente para este fin. Álvarez ha indicado que la intención es llegar a un tope de 800.000 euros y que el resto se completará con dinero procedente de los remanentes municipales.

Cada bono es nominativo y en total generarán un movimiento económico en Córdoba que se ha calculado en 2,5 millones de euros. Los comercios que quieran acogerse a esta iniciativa deberán solicitarlo expresamente.