Emacsa construirá un tanque de tormentas en el Balcón del Guadalquivir


El objetivo del tanque de tormentas es reducir la contaminación del cauce del río Guadalquivir a su paso por Córdoba, en época de lluvias

Suicidio El río Guadalquivir a su paso por la capital cordobesa./Foto: LVC emacsa
El río Guadalquivir a su paso por la capital cordobesa./Foto: LVC
Emacsa. estabilización
Sede de Emacsa. /Foto: LVC

El Consejo de Administración de Emacsa, presidido por Ramón Díaz-Castellanos, ha aprobado por unanimidad la apertura de expediente para la contratación de la obra de construcción de un tanque de tormentas anti descarga de sistemas unitarios de la red de alcantarillado en el Balcón del Guadalquivir, con un presupuesto estimado de licitación de 19.885.304,36 euros.

Con esta infraestructura, cuyo plazo de ejecución de la obra se estima en 24 meses, se solucionará el problema de inundaciones que se dan en la zona sureste y parte del Casco cuando se producen fuertes precipitaciones. El tanque de tormentas recibirá el agua de lluvia y de los saneamientos aliviando la presión de los colectores y dirigiendo el agua, una vez que ha dejado de llover, hasta la Estación Depuradora de Aguas Residuales La Golondrina, donde se depurará antes de verterla al Río Guadalquivir.

El tanque de tormentas, dividido en tres vasos, tendrá una capacidad útil de almacenamiento de 23.170 metros cúbicos de aguas diluidas y unas dimensiones de 4.386 metros cuadrados. Además, estará dotado de la instrumentación necesaria para el telecontrol de los equipos, tendrá un edificio de control en superficie y sistemas de ventilación y desodorización.

Para mantener el valor arquitectónico del emplazamiento actual, se mantendrá y respetará la urbanización actual, incluyendo además la reconstrucción, arreglo e impermeabilización de las piscinas existentes actualmente.