El Hospital Reina Sofía realiza por primera vez un trasplante renal cruzado junto a otros 2 centros


Han intervenido tres parejas de donante-receptor, así como un amplio y diverso equipo de profesionales en 3 hospitales del país

El Hospital Universitario Reina Sofía ha realizado por primera vez un trasplante renal cruzado de vivo en el que han intervenido 6 personas (3 donantes y 3 receptores) y 3 hospitales del país. Este programa permite a enfermos renales crónicos recibir un injerto de donante vivo de una persona a la que no conocen, y que otra persona, que suele ser un familiar (que no es compatible con ella), participe como donante Concretamente en este caso, Loli ha recibido un riñón de un donante proveniente de una pareja (B) y su marido ha donado un riñón que ha recibido la persona receptora de una tercera pareja (C).

Para hacer posible este nuevo hito del hospital cordobés ha sido necesario un trabajo previo de semanas y una minuciosa planificación por parte de las coordinaciones de trasplantes y de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT). Decenas de profesionales han trabajado de manera simultánea en los quirófanos de los tres hospitales para que el tiempo de isquemia de los tres riñones donados fuera el menor posible y para que los tres receptores estuvieran preparados justo a la hora de llegada del órgano a cada hospital.

trasplantada y donante posan junto a una representacion del equipo de profesionales implicados en este hito 1

La delegada de Salud y Familias, María Jesús Botella, la directora gerente del Hospital Reina Sofía, Valle García, el coordinador de trasplantes del hospital, José María Dueñas, y profesionales del centro han presentado hoy este logro. La delegada ha destacado “todo el trabajo previo que los profesionales han venido realizando durante años para avanzar e incorporar todas aquellas mejoras, como la donación de vivo, que permitieran ofrecer más oportunidades a los pacientes. El trasplante renal cruzado es una de ellas, como también lo es el fomento de la donación en asistolia, por nombrar otro ejemplo”.

Trasplante Renal Cruzado

Aunque ésta es la primera vez que el Hospital Reina Sofía participa en un trasplante renal cruzado, el servicio de Nefrología consiguió la acreditación para formar parte del programa en 2014. Según destaca la responsable del programa de donante renal vivo, María Luisa Agüera, “en 2012 creamos un grupo de trabajo para impulsar la donación de vivo y ofrecer más oportunidades a nuestros pacientes no sólo de supervivencia, también de calidad de vida, ya que el trasplante también permite evitar la diálisis, como es el caso de Loli”. Para conseguir la acreditación, los hospitales tienen que haber realizado al menos 15 trasplantes de donante vivo por laparoscopia en tres años consecutivos, entre otras cuestiones.

El proceso lo activa la ONT y propone a los centros implicados el cruce. En ese momento, los servicios de Nefrología primero, y de Inmunología y Urología, después, estudian y valoran los casos y fijan la fecha de la intervención.  Este proceso requiere de un gran equipo de profesionales que ha participado no sólo en la realización del trasplante, también en la fase previa y posterior al trasplante: en la de reanimación, recuperación y seguimiento del donante y de la receptora, clave para que alcancen calidad de vida y disfruten de esta nueva oportunidad que les ofrece el trasplante.

Datos nacionales

Según las cifras de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), a día 31 de diciembre de 2021 se habían realizado 287 trasplantes renales dentro de este programa, desde que se iniciara en 2009. Esta actividad incluye seis trasplantes renales cruzados internacionales (con Italia y Portugal). En lo que respecta a la colaboración con Renfe, hasta el momento se han efectuado nueve traslados en trenes AVE en el contexto del acuerdo entre Renfe y la ONT para esta iniciativa.“El año pasado la actividad de trasplante renal de donante vivo se recuperó extraordinariamente tras el impacto de la pandemia de COVID-19 que afectó especialmente a todas las intervenciones programadas, como suelen serlo los trasplantes renales de vivo. En el Programa de Trasplante Renal Cruzado participan más de veinte centros españoles de 12 comunidades autónomas, lo que evidencia su capacidad cohesionadora. Con el apoyo de Renfe podemos trasladar los órganos de manera rápida y eficiente. El éxito de esta iniciativa nace con el gesto altruista del donante que decide donar un órgano en vida al que se suma el gran trabajo de los profesionales del trasplante y todos los actores implicados en el proceso, gracias a los cuales no sería posible. A todos ellos les quiero trasladar mi sincero agradecimiento”, añade la directora general de la ONT, Beatriz Domínguez-Gil.

Secuencia

Loli y José ingresaban en el Hospital Reina Sofía la noche anterior a la intervención. A las 9.00 horas de la mañana comenzaba la operación de extracción del riñón de José. Previamente, un amplio equipo de profesionales de limpieza, enfermería, anestesia, celadores, supervisoras, técnicos de cuidados auxiliares de enfermería y un largo etcétera habían iniciado su trabajo para tenerlo todo dispuesto. Los especialistas en Urología comenzaron el procedimiento de extracción del órgano por laparoscopia y dos horas después, el riñón era sometido a la cirugía de banco (preparación del órgano para ser enviado a su centro de destino).

Una vez dispuesto, la enfermera coordinadora de trasplantes, Áurea Jurado, fue la encargada de viajar y custodiar el órgano hasta el hospital de destino, gracias a la colaboración de ADIF. De forma simultánea, este procedimiento se repetía en los otros dos hospitales.

Sobre las 13.00 horas llegaba al Hospital Reina Sofía un riñón procedente de otro donante vivo. Se pone en marcha de nuevo toda la maquinaria del trasplante: llega al quirófano y las anestesistas y enfermeras duermen y preparan a la paciente; Mientras, un equipo de urólogos realiza el trabajo de banco (preparación del riñón para el injerto); a la vez, profesionales de Enfermería, supervisoras, celadores, etc. comprueban y preparan que todo el material y equipos sean los adecuados: batas, sueros, medicación, instrumental, etc.

Sobre las 17.00 horas terminaba el trasplante. Loli pasaba a la Unidad de Reanimación y después a la zona de aislamiento y José, también a Reanimación y posteriormente a planta. 9 días después, la paciente trasplantada recibía el alta y se iba a casa, donde se reencontraría con su marido, José, que también estuvo ingresado cinco días. Paciente y donante comienzan una nueva etapa gracias a la generosidad de la sociedad y a las posibilidades que nos ofrece un sistema bien engrasado y experimentado: la Organización Nacional de Trasplantes.

Loli paciente trasplantada. Jose donante 1

Balance trimestral de donación y trasplante

El coordinador de trasplantes del Hospital Reina Sofía, José María Dueñas, ha realizado un balance de los principales datos de este primer trimestre del año, que no sólo arranca con esta novedad, también “se presenta con datos que nos invitan a la esperanza, que nos indican que vamos por la senda de la recuperación y que estamos llegando poco a poco a la actividad pre pandemia”.

Así, de enero a marzo de 2022 el hospital lidera la actividad trasplantadora de Andalucía con un total de 67 trasplantes de órganos: 29 renales (4 de donante vivo, uno de ellos cruzado), 15 hepáticos, 7 cardíacos, 12 pulmonares y 4 de páncreas. De ellos, 2 han sido infantiles (uno de corazón y otro hepático). Además de los órganos sólidos, el hospital ha realizado un total de 39 trasplantes de tejidos (17 de médula y 22 de córnea). Esta actividad no podría haberse llevado a cabo sin la generosidad de las familias, que ha permitido registrar durante este primer trimestre un total de 12 donantes de órganos, un tercio de ellos en asistolia.