El éxito de los códigos Navilens hace que se extiendan a toda la ciudad


Bernardo Jordano afirma que "vale la pena apostar por este tipo de tecnologías que sólo tienen puntos positivos"

navilens turismo
Bernardo Jordano, ante un código Navilens. /Foto: LVC
navilens
Bernardo Jordano, ante un código Navilens. /Foto: LVC

Hace un año se colocaba el primer código Navilens en Córdoba. Fue en una parada de la línea 2 de Aucorsa en Ronda de los Tejares, ante El Corte Inglés. Es parecido a un QR pero con unas posibilidades mucho mayores que lo convierte en una herramienta valiosa tanto para los discapacitados visuales como para todo aquel que quiera recibir información.

Transcurrido un año, y a punto de que se cumpla también en el instalado en el Museo Julio Romero de Torres, el delegado de Inclusión y Accesibilidad, Bernardo Jordano, se deshace en elogios hacia este cuadradito de colores que encierra múltiples potencialidades: «Es así de sensible, así de impresionante, así de útil y vale la pena apostar por este tipo de tecnologías que sólo tienen puntos positivos».

La cámara de un teléfono móvil es capaz de detectar un código Navilens a 15 o 20 metros de distancia. A partir de ese momento se activa la información específica que se puede recibir nada menos que en 34 idiomas, por lo que también es de utilidad para el turismo.

Transcurrido este tiempo, se ha hecho balance de los Navilens instalado el pasado año. El de la parada de Ronda de los Tejares, que se usó como prueba piloto, ha tenido en este tiempo 800 interacciones por usuarios con discapacidad visual y 100 interacciones por usuarios convencionales.

Ante este resultado, en el verano pasado se instalaron códigos Navilens en otras 20 paradas de Aucorsa, que han acumulado más de 2.000 interacciones, lo que se interpreta con que hay cordobeses que lo han incorporado a su rutina.

Los resultados obtenidos por el instalado en el Museo Julio Romero de Torres señalan que desde mayo pasado hasta ahora ha sido usado por 100 discapacitados visuales y por más de 300 usuarios convencionales. 

Más códigos Navilens

Jordano ha informado de que ahora se entra en una nueva fase, y que en el caso del Museo Julio Romero de Torres se instalarán seis códigos de información de sala y 29 relativos a otros tantos cuadros.

Como donde se ha demostrado una mayor utilidad diaria es en las líneas de Aucorsa, 167 paradas contarán con el servicio que ofrece Navilens a sus usuarios y también llegará a las más de 120 paradas de taxi que hay repartidas por toda la ciudad, ya que con un sólo código se puede informar al usuario de donde puede coger este servicio público de transporte.